Latest Posts

miércoles, 27 de enero de 2016

Gente Caca

La epifanía social diría: ...y que le gusten los perros; pero no, lo que un@ necesita es rodearse de gente que esté mentalmente en paz. Punto. 

Yo misma he tenido mis épocas de subesybajas, épocas en las que publicaba en facebook cada cinco minutos, épocas en las que leía Coelho, épocas en las que estaba 24h intentando transmitir lo maravillosa y estupenda que me sentía. Todos tenemos un pasado, aprendamos de ello entonces. 


Hay gente caca, gente que, día sí, día también, publica albóndigas y macarrones en Instagram; gente adicta a los selfies con su gato, con su nuevo Audi, con sus viajes... que te taladran cada 10 segundos con hashtags en plan bipolar que van del  #quéaburrimiento a #soyelnúmerouno; son capaces incluso de instagramear su ataque de lumbago -con esterilla incluida- Luego, en un intento de echar una mano a la vida social del sujeto, le envías un whatsapp para invitarle con tus amigos a tomar algo y te dice que NO... y encima te deja medio tirada en la conversación, transmitiendo una especie de desprecio neurótico que no acabas de entender, pues hace solo dos minutos que ha publicado en facebook lo solito que está. Hay peña que se recrea autosaboteándose, hay gente Caca.

domingo, 17 de enero de 2016

Salir de la zona de confort ¿cómo?




Hace unos días la empresa nos organizó una conferencia con Javier Hernández Aguirán, el mensaje estaba claro: centrarte en lo que tienes y no en lo que te falta, espabilar por ti mismo, no tener miedo y llegar tan lejos como puedas. La charla giraba también en torno a una crítica, a un fenómeno latente en la sociedad actual (dígase sociedad actual para no decir NOSOTROS), y este fenómeno era: la superficialidad. Y sí, la gente es muy superficial pero también estoy convencida de que cada vez lo es menos. Decía Javier que superficial es el que se queda en la superficie, pero yo añadiría que eso no hay que confundirlo con el interés por lo material. Me explico:

miércoles, 6 de enero de 2016

El Leitmotiv

Curiosamente hoy hace justo seis años que inauguré, casualmente, este blog. Casualmente también, y tecleando al azar algunos iconos de mi smartphone, esta mañana he dado con la cuenta de correo asociada al blog; todavía la tenía instalada en el móvil... ¡ni me acordaba! Así que leo el email antiguo de una chica que me hizo una solicitud para que la invitara a leer mi web... espacio que permanece bajo llave desde principios de 2015. Entrar en el entorno Blogger ha sido como tomar la olvidada espada láser de Luke Skywalker... de modo que aquí estoy, escribiendo de nuevo un post.  

viernes, 20 de marzo de 2015

Ahora o nunca....viajando sola

Prometo que me planto, que es la última entrada, pero es que una experiencia así.... ¡tenía que compartirla! Empecemos, pero antes un sucinto prolegómeno:

En 2009 tomé la decisión de romper las típicas expectativas sociales depositadas en cualquier chiquilla de pueblo con pareja y trabajo estable... así que lo mandé todo al carajo y empecé de nuevo: tenía que reinventarme. 

No me fue mal pero, en ocasiones, tampoco me fue bien; me saqué la carrera que me gustaba, aprendí y mejoré otras lenguas y, sobretodo, aprendí a distinguir entre lo que era necesario y lo que no. Me quedé sin un duro y los trabajos que encontraba no eran para nada estables ni me aportaban ningún sentimiento de autorealización. Para colmo, cuando decidí reincorporarme a la oferta sentimental después de cuatro años de dedicación absoluta a mi escalada a la pirámide de Maslow, me encuentro de repente con un voluminoso mercado de separados resabiados... ni rastro de solteros de mi edad o con posibilidad de estrenarse conmigo en algo: todo el mundo estaba de vuelta. Resumiendo: mi situación era de soltera (a veces a la fuerza, otras por desinterés) y con una vida profesional no muy gratificante.... una mierda, vamos. Entonces entendí que ser single estaba bien, siempre y cuando pudieras disfrutar de sus ventajas; lo que no podía hacer en ningún caso era vivir soltera organizando mi vida de la misma manera como la organizaría si estuviera con pareja. Encontré trabajo estable y con un sueldo aceptable; no era para nada el curro de mi vida pero me dejaba largos fines de semana libres, días que tampoco tenía con quién compartir. Algo estaba haciendo mal, así que bajo la premisa de si haces siempre lo mismo bla, bla, bla y antes de que se consolidara una nueva zona de confort de esas en las que te acomodas y cuesta tanto salir, decidí dejar otra vez mi puesto soso estable e impersonal y, a partir de ese momento, Fortuna empezó a girar hacia arriba. 

jueves, 19 de febrero de 2015

A otra cosa mariposa

Nada es para siempre... no sé si esta sentencia es válida para la era 2.0 pero, sea como sea, creo que ya es hora de poner punto y final a este blog que, sin comerlo ni beberlo, ha llegado a más de medio millón de visitas, a ser publicado en El País, a ser el motivo para que yo terminara dando una entrevista de televisión.... si me hubieran dicho que ocurrirían tantas cosas buenas a partir de aquellas cuatro líneas que empecé a escribir aquella mañana del día de Reyes en 2010 ¡no me lo hubiera creído! 

Confieso que no hice ningún estudio de posicionamiento web, ni ningún curso rápido de community manager, ni nada de nada... ni idea de cómo la gente empezó a llegar al solteras, ni idea de cómo empezaron a seguirme y ni idea de como todo eso se convirtió en mi pequeña aventura personal:

sábado, 7 de febrero de 2015

Levantando sospechas

Sé exactamente lo que estás pensando: Buen trabajo, buenas aficiones, buenas manías, buenas conversaciones, buenos amigos, buenos libros, buenas canciones... y para colmo la tía es resultona. Soltera y sin antecedentes... ¿dónde estará la tara? 

Está claro que eso de seguir soltera, empieza a convertirse en sospechoso pasada cierta edad: no importa lo decente y respetable que sea tu vida.... aquí hay gato encerrado seguro. Y eso lo piensa él, lo piensa ella, lo piensa tu vecino, pero también tu prima... lo piensa tu madre que cree que no quizás no tengas muy clara tu orientación sexual... Al final lo acabas por pensar tu misma: ¿será que tengo alguna tara? 


Bienvenidos

Escribiendo....

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.