Después del "tenemos que hablar" Contacto 0

Sigue leyendo | 8 Comments »

Me ha encantado la forma en que Nacho López ha sintetizado la retahíla de pensamientos y emociones que estallan después de un "Tenemos que hablar":

Es el Santo Grial de las frases, la llave del conocimiento; de pronto, en un segundo, sabes que tu pareja ya no te quiere, sabes que te quedas solo, al instante sabes que toda tu vida va a cambiar. Muchos proyectos de futuro se van a tomar por el culo y de repente tienes clara la fecha de la tercera guerra mundial.

Cuando una relación se deja, pues eso.... se deja lo cual significa que a partir de ahora, uno o una debe ser CONSECUENTE y por lo tanto toca aplicar el famoso Contacto 0. Dejar de comunicarse es fácil y difícil a la vez: la rutina pesa, la costumbre también, pero con un poco de claridad mental y con solo preguntarse algo como ¿y qué le vas a decir? ¿quieres volver a lo que tenías? ¿serías capaz de volver a confiar en él?  puedes inhibir fácilmente el deseo de hacer una tontería. Sin embargo en ocasiones sí tienes que decir, o sí te gustaría hablar algunas cosas... a veces el mismo que decide cortar la relación lo tiene claro, a veces y después de haber cortado no tanto... a veces la parte más afectada pasa a tener clarísimo que se ha terminado, a veces sigue esperando que ocurra algo... Sea como sea el daño ya está hecho y te siente mal, te siente bien, te haga dudar, te libere o te haga llorar... el protocolo es siempre el mismo: después del "tenemos que hablar", Contacto 0 y a partir de aquí que empiece la tercera guerra mundial. 

No era para ti y quizás ninguno lo sea

Sigue leyendo | 23 Comments »

Estar allí con Katherine era algo extraño. Las relaciones humanas eran extrañas. Quiero decir que pasabas un buen tiempo con una persona, comiendo, durmiendo y viviendo con ella, amándola, hablando con ella, yendo a los sitios juntos y, de repente todo cesaba. Luego había un corto período de tiempo durante el cual no estabas con nadie, pero entonces otra mujer aparecía y tú comías con ella y jodías con ella y todo parecía tan normal como si hubieses estado esperando que llegara y ella hubiese estado esperándote a ti. A mí nunca me parecía bien estar solo, algunas veces no me sentía mal, pero nunca me parecía bien.

Charles Bukowski 

Durante mi vida he conocido a muchos... Falos: de algunos me he enamorado, de otros solo me he encariñado; con algunos había fuegos artificiales, con otros he sentido mucha paz.... sea como sea la cosa no funcionó: con algunos el amor se fue, con otros ni llegó. Quizás no todo el mundo tiene la habilidad para gestionar eso del amor o es incapaz de encajar en las expectativas amorosas de los hombres o mujeres actuales; quizás no todos sabemos escoger a la persona adecuada o simplemente el azar nos ha traído a personas que hubieran sido acertadas en otras circunstancias: a veces han llegado demasiado tarde, a veces demasiado pronto.... ¡quién sabe! 

Cuando terminas una relación siempre acabas por escuchar el mismo sermón: No era él, No era para ti, Ya te llegará, El día que menos lo esperes le encontrarás.... Eso de que no era él es una obviedad y no ayuda,  pero el Ya te llegará  lo considero una sentencia altamente absurda ¿en algún sitio está escrito que eso tenga que suceder? 

Singles and Wonderful

Sigue leyendo | 5 Comments »

Nowadays encontrar trabajo es chungo: poca oferta, muchos candidatos, sueldo justito o directamente inexistente.... a día de hoy creo que la gran mayoría ya hemos digerido que ni una veintena de lustros bastarían para amortizar el dispendio académico invertido. Por otro lado, los instrumentos para la búsqueda de empleo son muchos, poco eficaces y muy, muy pesados.... Cuando uno se apunta en el paro la primera ayuda que espera recibir es de la INEM, aunque me temo que eso pocas veces tiene lugar: te pedirán los datos, tu formación académica, te preguntaran por tu experiencia, disponibilidad, cargas familiares, por la declaración de la renta tuya, por la de la persona con la que vives, por la renta de tu perro, tu gato, tu tortuga... con suerte te pueden dar alguna exigua ayuda económica, pero de trabajo... nada de nada. Luego vas a las ETT: rellenas el formulario, entregas el currículum y si te llaman... bendito seas, pues eso pocas veces llega a ocurrir. 
Otro método para encontrar trabajo son los portales de empleo, que los hay a decenas, a centenares ¡a miles! de modo que a uno le queda más que organizarse sino quiere exponerse a caer en un cuadro sintomático propio del mismísimo síndrome de Burnout, y es que eso de la búsqueda activa de empleo puede convertirse en una tarea alta y peligrosamente estresante. Así que decididas las dos o tres webs en las que concentrarse para encontrar curro, solo queda rellenar unos cuarenta mil formularios y empezar a buscar pero.... eso solo es el principio de un tedioso y largo camino, pues llegados a ese punto uno no puede evitar preguntarse ¿bajo qué definición se esconde el trabajo que busco?

Brand Ambassador... ¿embajador de la marca? a priori una se imagina un puesto que implica... pues eso: representar a la marca, un relaciones públicas quizás pero nada más lejos que eso, pues las funciones comprenden la gestión de cartera de clientes, captación de nuevos... y es que la posición consiste en ser- simple y respetuosamente- Comercial. Supongo que es más atractivo que en tu tarjeta de visita aparezca Brand Ambassador que un Comercial ¿verdad?

Lo que he aprendido

Sigue leyendo | 29 Comments »

Veintinueve, veintinueve añitos tenía cuando empecé a escribir ese blog. Para entonces tenía un trabajo estable, ocupaba una posición con responsabilidad, tenía un sueldo generoso, independencia económica... aunque también gozaba de unos gastos que superaban en un 20% mis ingresos.... mi dedicación laboral y académica también superaban en un 20% mi tiempo disponible, así que no me quedó más remedio que dar un giro a mi vida... empezando por despedir a mi novio, quien por cierto se ha casado hace poco :S. En 2010, pobrecita de mi, creía que buenos chicos como mi ex los había a patadas, que de empresas serias como en la que trabajaba también las había a patadas, pero ansiosa de conocer a gente y profesiones nuevas, decidí dejarlo todo y empezar desde cero. 
Cuatro años después y superadas tropecientas mil peripecias económicas, académicas, laborales y sentimentales, puedo decir que la cosa me ha ido bastante bien. Eso es lo que he hecho y aprendido:

-Que en las entrevistas de trabajo ya no es necesario preguntar por el sueldo: o te interesa el curro o lo dejas para el siguiente candidato. Y da gracias a Dios si te aseguran....

¿Dependencia o metedura de pata emocional?

Sigue leyendo | 13 Comments »

En el noventa y cinco llevar unos Levi's era lo más; en el dos mil volvieron los pantalones de tiro bajo; en el dos mil cinco... no me acuerdo que estaba de moda el dos mil cinco; en el dos mil diez volvieron a la moda los pantalones pitillo -(un crimen para las culonas) y en dos mil catorce creo que todo el mundo viste lo que me puedo permitir o lo que le da la real gana, lo que sí parece llevarse es eso de jugar a Psicólogos y utilizar el concepto del momento para hacerte el interesante con un eres dependiente emocional.

En plena era de los manuales diagnósticos de trastornos mentales como el DSM, está claro que eso de poner etiquetas está de moda: que si ese es bipolar, que si la otra depresiva, que fulanita es hipocondríaca, que la vecina tiene un trastorno obsesivo compulsivo... ahora resulta que todo el mundo es Psicólogo y que todo el mundo que sufre tiene, por fuerza, una tara mental. En primer lugar, ni todo el mundo sabe de Psicología (ni tan si quiera los titulados), y en segundo lugar todos tenemos alguna tara y sería anormal no tenerla y es que la perfección no existe, y menos la humana. Con eso quiero decir que hay que andar con ojo cuando a la hora de hacer esos diagnósticos caseros que tanto nos gustan: que si eres dependiente, que no sabes estar sol@.... ya que tales comentarios, además de ser altamente estúpidos, pueden resultar peligrosamente dañinos dado que el receptor, quién puede estar en momentos bajos, puede acabar por creérselos. En el mundo de las tecnologías de comunicación e información, resulta muy tentador entrar en internet y caer en el error de jugar a terapeutas y hacer comentarios desafortunados que lo único que consiguen es que el "etiquetado" acabe comportándose como tal.

Es cutre

Sigue leyendo | 13 Comments »

En toda conversación entre chicas, siempre hay unos minutos para poner a algún tío de vuelta y media; ese día tocaba hablar de la extraña sensación que deja romper el vínculo con alguien y, aludiendo a la excelente conclusión de una tercera amiga respecto al tema, no se podría definir mejor: compartes cama con una persona y un día te lo cruzas con el coche y no sabes si saludarle o no... es cutre. 

Pura Vanidad

Sigue leyendo | 7 Comments »

Un día leí en un blog que sigo de forma habitual, que lo de ser capullo en un momento u otro es algo que viene incluido en el carnet de tío. En la versión femenina, que para nosotras también hay, diría que lo de ser vanidosa en un momento u otro, es algo que viene incluido en el carnet de tía. 

Seamos sinceras, a todas nos encanta sentirnos admiradas, nos encanta sentirnos aduladas, ser el centro de atención en un momento dado, que nos piropeen sutilmente y que estén pendientes de nosotras. Creo que muchas veces, aunque seas tú quién corte la relación, aunque tengas claro que no quieres seguir con esa persona, aunque ya no te sientas atraída por ese chico y no quieras nada con él... siempre aparece ese punto de malicioso egoísmo cuando te enteras de que está con otra. En cierto modo joroba ser consciente de que has dejado de ser el centro de atención de él y que ese lugar lo ocupa otra: pura vanidad. 

Yo he tragado algunas ex pero he sido ex también y, ejerciendo mi papel, supongo que otras han tragado conmigo cuando he dado por saco, pues es algo que inevitablemente incluye el título de predecesora; y es que a pesar de tener un interés cero por el individuo en cuestión, perder el título de "princesa" siempre es algo que toca las narices.

La marcha de los temas pendientes

Sigue leyendo | 7 Comments »

Ir en bici está de moda y si vives en un lugar donde el acceso a la naturaleza es relativamente fácil, la Btt es una buena inversión. En su día ya hablé de lo curioso y ventajoso que resultaba eso de ir por el monte en bici: 8 meses después parece que, al menos en mi pueblo, ese deporte se ha feminizado bastante y la cosa ha llegado hasta el punto de organizar una salida popular en Btt solo para mujeres. Por lo que veo y a medida que se acerca la fecha, el evento crea más y más expectación. 

Mi primera y única experiencia en marcha en Btt fue en Diciembre: era mayoritáriamente de tíos, estábamos a dos grados negativos, salíamos a las ocho de la mañana y yo, que  por aquella época estaba de subidón, solo había dormido tres horas. Pero al equipo no se le abandona ni me abandonó él a mi, de manera que cuando llegué ya me estaban reclamando por megafonía, algo que me ayudó mucho para distinguir a mis compis entre tropecientos tíos vestidos con mallas. A pesar de que la ruta era chunga y que yo llevaba una resaca del copón, el recorrido fue superado con éxito y a la vuelta aguardaba un fantástico desayuno al sol.

Sin embargo una concisa y reducida combinación de bici + mujeres + pueblo....¿hasta qué punto es adecuado montar una salida de mujeres en bici a nivel... pueblerino?

Up in the air

Sigue leyendo | 19 Comments »


El Domingo es un día para invertir en tres cosas: deporte, siesta y peli. Así que después de una mañana de riguroso entreno en Btt y de la siesta correspondiente; la tarde-noche la pasé mirando Divinity, canal que a parte de reconstruir casas y poner programas dramáticos de vestidos de novia, también echa alguna peli buena de vez en cuando. Aquel Domingo tocaba Up in the Air y Revolutionary Road. 
Amor sin escalas no es una película que rebose alegría pero sí interesante a la hora de reflexionar sobre las relaciones humanas, ya sean a nivel laboral como personal. Quedémonos con la parte más "romántica" de la peli, los RRHH los dejamos para los profesionales; en un momento de la peli surge un diálogo interesante entre una Ana (Natalie Keener) y Vera (Alex Goran), quienes hacen una reflexión de lo que a una mujer aspira a la veintena y de lo que acaba aspirando a la treintena en referencia a los hombres. Mientras que Ana, a quien la acaba de dejar el novio por sms, sigue soñando con un chico fuerte, guapo, licenciado, con una casa, un labrador y un Grand Cherokee aparcado en la puerta; Vera, con casi diez años más, responde lo siguiente ante a pregunta de Ana sobre lo que espera ella de un hombre:

¿Qué dan en el cine?

Sigue leyendo | 9 Comments »

Partiendo de las variables de que la entrada es carísima y que hay un montón de webs para bajar pelis o verlas online, es lógico que eso de ir al cine sea cada vez algo más inusual... en especial si tienes para ver la temporada una, dos y tres de Juego de Tronos en casa. Aún así, sigue todavía siendo un clásico como recurso esencial para el ligoteo. Digamos que después de algún que otro café, una invitación al cine es un mensaje claro de "me molas" y quiero una cita. En ese instante a una le toca salir de la zona de confort que implica un bar, luz, una mesa de distancia, una puerta a la vista y con tiempo abierto, para meterse en un lugar a oscuras con solo un apoyabrazos de separación y sin opción a excusas para la huida, por lo menos durante dos horas.