martes, 29 de mayo de 2012

Mujer objeto

Está claro que cuando tienes noticias  de alguien que usualmente no te hace ni puñetero caso.... es que algo busca. 

Ayer llegué a casa tarde, cansada y con los primeros síntomas post vacacionales.... bueno, más que vacaciones fue un fin de semana largo de desconexión total, pero estuve tan fuera de onda que ni tan siquiera me conectaba a las redes sociales ¡qué fuerrrrrrrrrrrte! vale va... confieso que el último día por la mañana sí entré un momento, medio segundo: lo suficiente para ver que don Pepito, un antiguo rollo mío, le había dado al "me gusta" a uno de mis tweets. Sin  embargo, dado que era un tío de esos que no suelen dejar rastro en mi perfil y que mi tweet no era precisamente uno de los más brillantes.... sospeché¿y ese que querrá éste ahora? pero a los pocos segundos pensé que mi optimista egocentrismo estaba lanzando hipótesis con demasiada rapidez y preferí no darle importancia; horas después, quedó demostrado una vez más que mi intuición no había fallado. 

Así pues, abrí el Facebook y a los dos segundos ya tenía un mensaje suyo en el chat reivindicando un café que teníamos pendiente de hacía dos meses y aparentando estar apenado por haber perdido el contacto últimamente...  y todo eso aliñado con emoticono sonriente, emoticono sonriente, emoticono sonriente: había emoticonos sonrientes por todos lados... ¡¡¡tooooda la  pantalla era un emoticono sonriente!!! yo súper polite, seguía el hilo de la conversación no con poca indignación "que poca vergüenza tenéis los hombres cuando queréis algo..." pensé, pero el clímax de la conversación aún estaba por llegar:

-¿Tienes pareja?-es decir, el tío deseaba saber si no se me beneficiaba nadie formalmente como si sólo dependiera de ello que yo estuviera dispuesta a dejarle jugar en mi liga de campeones de nuevo: empiezo a mosquearme. Sin embargo e independientemente de que yo le mandara a tomar viento o no, yo tenía una pregunta a contestar: pensé....pensé hasta decidir que, a pesar de todo: no, la realidad es que no tenía ningún compromiso con nadie salvo conmigo misma y con mis principios ¡eso era suficiente! 

-No tengo pareja, ¿y tú? - Me doy cuenta de que me importa un pimiento lo que tenga y lo que no. 

-Algún rollo, pero soy demasiado exigente...-  yo creo que eres demasiado imbécil y me tomas a mí por otra imbécil que aún es peor. 

Seguían apareciendo emoticonos guiñando y sonriendo por todos lados. 

Lo peor de todo fue que era un momento ideal para decirle cuatro cosas bien dichas en plan: un día no quisiste quedar pues te daba pereza salir de casa para verme.... perdiste tu oportunidad,  el tren de Pandorita sólo pasa una vez o un ¡que asco! directamente. Aún así, preferí no desatar mi ira y conservar la calma: al fin y al cabo no era más que un pobre chico que había salido a la caza y que no tenía ni la más remota idea de cómo hacerlo. 

En serio....yo pensaba que cuando un hombre volvía resultaba placentero, sin embargo no es la primera vez que me pasa y he llegado a la conclusión que situaciones de este tipo no hacen más que ponerme de una  leche... me hacen sentir tan mal ¡es repugnante! Al final pasé de todo, le dije que quería rime a dormir, me despedí y cerré sin dejarle tiempo a contestar.  Esta mañana había varios mensajes suyos deseándome toda la suerte del mundo en los exámenes junto un centenar de emoticonos sonrientes.

Cosas que he aprendido: Uno, cuando un hombre da señales de vida...¡sospecha!. Dos, que un tío vuelva no te hace sentir mejor, al contrario, te hace sentir como un pedazo de carne y creedme, no es nada agradable. Tres: aunque no estés con nadie estás contigo misma, y ante todo debes ser fiel a tus principios: no hay segundas oportunidades. 

¿Soy demasiado exigente? ¿soy demasiado dura? ¿tengo excesiva mala leche? ¿me estoy haciendo mayor? 


Pero la principal pregunta es ¿os ha ocurrido alguna vez que algún rollo haya vuelto a ver si pillaba algo y os habéis sentido como un objeto?






12 comentarios:

  1. Una vez me hicieron sentir asi y es repugnante. Salimos unos meses y de repente desapareció de la faz de la tierra.Al cabo de un tiempo me lo encontre por la calle y el tio hizo como si no hubiera pasado nada y también me pregunto si estaba con alguien,etc.Me hizo sentir como un objeto de usar y tirar.¡¡¡Y pretendia que quedaramos para salir otro dia!!!Le dije que ya le llamaría y me fui con la excusa de que tenia mucha prisa.De esto hace casi dos años y por supuesto nunca le llamé.¿que se habia creido?
    Todavia me respeto a mi misma. Sara.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, no todos los reencuentros con ex-ligues son así, pero desde luego si estás hablando de tomar café y de repente te pregunta "¿tienes pareja?" es para mandarlo a la mierda directamente. Por cierto ¿un tio exigente? JAJAJAJAJAJAJA y dos millones de emoticonos que se descojonan ¡venga ya! A ése (y a casi todos los demás) les pones delante, no a ya a cualquier tía, sino el culo de una cabra, y padentro. Exigente.... más salido que un balcón, diría yo

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, de acuerdo contigo, Zenia. Una cosa es ser muy exigente y otra cosa es ser inteligente, Pandora, a tíos así se les ve venir a leguas y es muy triste. Y eso de que me vuelva un rollo... bueno, yo no he sido muy de rollos, a mí me vuelven los ex, y sí, da mucha rabia, te hace pensar: "claro, como no encuentras otra que te aguante, aquí vienes". ¡Venga ya, hombre! Por suerte, hombres todavía quedan muchos como para repetir con uno que salió rana.

    Y luego hay otro tipo de reapariciones curiosas, los que salen a la caza en cuanto se enteran de que estás soltera. Poco después de dejarlo con mi ex me "resurgieron" curiosamente amigos de los que no sabía nada desde hace mil... ¡esto es la hostia de evidente! Es tan evidente que resulta ridículo. ¿Por quiénes nos toman?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi tierra te dirían que os toman por boludas jajajajjajaa
      Mucho animalico de bellota suelto hay...

      Eliminar
  4. Podría haber escrito directamente: Hola guapa, hace 4 meses que no follo y me acuerdo de que tú eras una máquina en la cama. No quiero nada serio, ¿te apetece quedar, pegamos un par de polvos y luego te vas a tu casa? Y dejarse de emoticonos. Sigue siendo igual de cabrón, pero al menos va de frente.
    Diossss, son taaan absurdos cuando se andan con indirectas...ja,ja,ja.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hiciste bien en irte a dormir, en serio.

    Un hombre que se fue y vuelve... ya se sabe porque es. Canta mucho.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Mustang, ojalá tuvieran los coj***** de hacer eso, seguramente nos iría a todos muuucho mejor.. pero no, no los tienen.
    Pandora hija, si es q esto está ya más mascao...Ahora, por una vez (y q no sirva de precedente jajaja) tb voy a romper una lanza en favor de algunos, pq tb es cierto q algunas mujeres hacen lo mismo.. en cuanto están aburridas, no tienen plan o se les chafó el último churri tb tiran de chicos del pasado. La única diferencia es q ellos tienen claro desde el principio q es lo q busca ella jaja

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Cierto, las chicas en la misma situación son mucho más directas,te llaman para decirte que están cachondas y necesitan un buen apaño.... ay, no, que eso lo ví en una peli porno, lo que suele pasar realmente es quedar para un café, y luego ya se sabe... la cafeina pone nervioso...
    Besos, Víctor.

    ResponderEliminar
  8. Bah Víctor!! que llame una tía a la puerta y te diga que quiere sexo es la fantasía sexual de cualquier tío jajajaja Pero las tías necesitamos algo más que nos motive, tampoco hace falta enamorarse pero si una chispilla de algo.

    Pocos momentos me hacen sentir tan vacía como cuando percibo que un tío sólo me quiere para meterme mano y ni tan siquiera se molesta en disimular... ¡qué triste!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocos momentos me hacen sentir tan bien como cuando percibo que un tía sólo me quiere para meterme mano y ni tan siquiera se molesta en disimular... ¡qué guay!

      (Tu frase en versión de muchos tíos ;)

      Eliminar
  9. El famoso tanteo... la verdad es que el tipo ha sido poco discreto.
    Los que dicen que son exigentes son los que luego tienen las historias más calamitosas que pueden ser contadas. Míticas que se cuentan en las cenas de cuadrilla 8 años después como anécdota épica, así que ve con cuidado.

    ResponderEliminar
  10. Pues no... cuando termino con alguien es un "nunca mais". Nunca he querido volver (ni han querido volver conmigo), o sea que no he vivido esa experiencia. Aunque sí he pasado la del exceso de emoticones, y es bastante empalagoso... hasta la náusea, diría.

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.