domingo, 17 de junio de 2012

¡Qué pasa tron!

Hay muchas maneras de cabrear a una mujer: le puedes decir que ha engordado, puedes no hacer referencia a su evidente visita a la peluquería, ofrecerle un dulce cuando está a dieta,  decirle que hoy no harán la telenovela porque toca sesión de fútbol o simplemente hablarle cuando está con el síndrome premenstrual..... sin embargo, hace poco descubrí que existe un modo de evocar la ira femenina en tiempo récord y de modo fulminante. 

Situación: chico, chica y se gustan -hay evidencias empíricas de atracción mutua, aunque esté en fase muy inicial aún- y en una conversación, como cualquier otra, él se despide con un:

-Me alegro de que seamos colegas.


En momentos así llegas al absoluto convencimiento de que una puñalada al corazón resultaría menos dolorosa que estas palabras ¡¿qué narices quiere decir con colegas?!

Cuando los tíos utilizáis expresiones tan poco afortunadas como estas, quizá no lo sabéis o no os dais cuenta pero, llegáis a mosquear tanto que estamos a un paso de que los objetos de nuestro alrededor empiecen a levitar debido a la gran cantidad de furia concentrada que se desprende de nosotras. Si tuviera que ilustrar como me siento ante gilipollezes masculinas de tal magnitud, creo que Alice Abernathy sería un ejemplo excelente: dulce y amable cuando debe pero decisiva y letal una vez se supera el umbral de su paciencia... ¡es una cuestión de supervivencia!


Llegados a este punto ¿qué carajo significa decir somos colegas?

¿En vez de llamarme por mi nombre me llamaras.... tronca?

¿Dejaremos de lado los besos y cada vez que nos veamos nos haremos un saludo rollo príncipe de Bel Air?

¿Los sábados quedaremos para ir al túnel de lavado a limpiar el coche en lugar de quedar para hacer el amor?

¿Ya no me llevarás de cena en algún antro romántico y sólo nos veremos para ver la F1?

¿Sólo compartiremos cerveza, pistachos y pipas en vez de los helados de chocolate?

O indirectamente me estas diciendo que no me quieres ver más.... ¿es esa la versión moderna de te veo como una amiga?... ¿tronco?

En fin, sea como sea, si os encontráis con situaciones de este tipo, os aconsejo que respiréis despacio y que si sabéis alguna técnica de relajación rollo Yoga, Taichí o Pilates... que la llevéis a cabo: haced la pirámide, la pose el guerrero, practicad la respiración intercostal o saludad al sol, a vuestro perro o a vuestra madre si eso es lo que en verdad os tranquiliza; porqué en serio, no vale la pena darle más vueltas y perder los nervios por una maldita palabra ¡por mucha rabia que dé! veréis que en frío sabréis mejor lo que tenéis que decir al respecto y no agravaréis una situación que, posiblemente, no es tan catastrófica como pensáis, o sí.... colegas....






15 comentarios:

  1. Nah, cosas de niñatos. A un tío con ciertas tablas no se le ocurre llamar "tronka", "colega" o "pibón" a una mujer. Hay que seleccionar más las compañías ;)

    ResponderEliminar
  2. No sé, es mi hipótesis referente al "colega". Mucho chico con pocas tablas suelto por ahí creo yo... jajajaja

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pocas tablas y menos luces aún, me temo jejeje
      besos

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Pues yo conozco otra situación que, al menos, en mí desata ira interna (esto quiero decir q hago tripas corazón y mantengo el tipo). Eso de que despues de un dia/noche/finde o lo q sea estupendo se despide con "ya hablaremos"/"ya nos vemos".
    Cooooooooooooooomo? Si hija sí, la sensación de puñalada no hay quien la quite con eso, pq lo malo de eso es q seguramente, ni al dia siguien ni a los dos dias hablemos. A lo sumo cuando al niño le pique pique... y como q no.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, sí!! El "ya hablaremos" o "ya nos vemos" suenan igual que un kleenex siendo arrugado y cayendo al suelo. GRRRRRRRRRRR, CABRONEEEEES!!!!
      Pamatarlos.

      Eliminar
    2. "Ya nos veremos por ahí" me soltaron a mí, y no era alguien que acaba de conocer en un bar ni mucho menos!! ;)

      Eliminar
  4. Doy por sentado que estas cosas pasan a edades que no son la mía ... yo me quedé en te veo como amigo, de eso hace ya tiempo y ... por supuesto, una vez sabidas las implicaciones, uno procuró blindarse para no pillarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ....o bien es la demostración empírica de que hay hombres que no crecen nunca, que también puede ser ¿no?

      Saludos a todos!!! :D

      Eliminar
  5. Yo no saldria nunca con un tipo que me llamara colega.Es tan poco romántico que me enfriaría de pies a cabeza.
    Si, pocas tablas y pocas luces,estoy de acuerdo.
    Te aconsejo que continues con tu busqueda, creo que este no es tu "él".Un abrazo. Sara.

    ResponderEliminar
  6. perdonad si me meto en el hilo, lo he visto por casualidad, pero quisiera dejar un comentario: parece que estais reviviendo la época de la inquisición con vuestra actitud intransigente. Hay que ser comprensivo y saber perdonar los herrores, y si se puede, enseñar al que no sabe antes que lapidarle publicamente. Por otra parte, me parece hasta cierto punto justo que la mujer se queje del hombre poco listo, pero que otros hombres lo fustiguen tambien me suenan a "lameculos" y perdonad la expresión.

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Escribiendo....

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.