miércoles, 6 de junio de 2012

Revisando motores

De todas es sabido que una visita al ginecólogo anual es indispensable: hoy ha sido la mía. 

Sala de espera: ocho sillas repartidas en cuatro mujeres, dos de ellas con sus respectivos -ya tenemos seis- el resto sin pareja y yo. Si hubiéramos hecho un juego de buscar las siete diferencias no hubiera existido lugar a dudas para encontrar la distinción principal: ellas tenían barrigón y servidora no.  Allí estaba yo, atrapada en una sala de espera abarrotada de preñadas, incluso intuía que alguna era más joven que yo ¡después dicen que hay crisis! Bueno, si alguien me hubiera preguntado siempre les podría haber dicho que estoy de tres meses, que mi marido diplomático está de viaje en una misión de alto secreto y que no me ha podido acompañar... ¿colaría?

Después de una hora esperando, pues la clínica se reserva el derecho de priorizar las visitas que considera urgentes y estaba claro que después de nueve meses yo seguiría igual... pues eso, al fin ha llegado mi turno: entro a la consulta, saludo al doctor y empiezan las preguntas para complementar la historia clínica: parientes con cáncer, malformaciones, abortos, enfermedades, alergias.... 

-¿Te encuentras bien? 
-Sí
-¿Vienes porqué te quieres quedar embarazada?
-.....no
-¿Y cuando piensas quedarte? ¿cuando llegues a la  menopausia? - humor cínico vasco supongo, pues esos son los orígenes de mi ginecólogo.
-Pues verá, si no tengo la materia prima no sé como voy a quedarme embarazada.... -¡indignación, indignación, indignación!

Ha llegado la hora de explorar, la verdad es que sólo faltaba que me ecografiara la nariz pero con lo que cobraba ya podía darle a la maquinita, ya.... 

-¿Tu matriz, tus ovarios...., los ves?- ¿qué pregunta era esa? ningún mortal es capaz de entender las imágenes  de las ecos sin la carrera de medicina.
-Si usted lo dice....

El paso siguiente ha sido una exploración a todo color, es decir, con cámara, monitor... tal cual pero ampliado unas diez veces. 

-Por aquí saldrá tu niño, quizá salgan dos si tienes gemelos- después de la palabra niño ya había desconectado horrorizada.
-Pues lo veo justito....
-Jajajaja, tranquila que eso se adapta, el tuyo no es especialmente pequeño jajajaja

Qué queréis que os diga, de cachondeo ninguno y más viéndome a mi misma por dentro en un monitor de veinte pulgadas: puaaaaaaaaaaaaaaaaaj, ¿así somos las mujeres por dentro? ¿de allí sale un bebé? ¿qué aparatoso... no? eso sí, todo parecía extremadamente tierno y rosa....

-Chica, estas sanísima, tienes toda la maquinaria a punto: estás espléndida para dar niños. 

En mi vida había escuchado la palabra hijos y sinónimos tantas veces y en tan poco tiempo. La única conclusión que he sacado, además de que estoy sana como un roble, es que mi matriz viene a ser un motor V6 turbo esperando a que le metan gasolina para arrancar....


-De todas maneras te pediré unos análisis completos para tus aventurillas - ¡Uy si! soy un caballo desbocado, ¡los tengo haciendo cola en mi casa! mi lista de amantes es más corta que la vida de un gato en el barrio chino... sin  embargo no era plan de cargarme la versión peliculera que suelen tener los hombres acerca de las solteras que pasan los treinta por lo que  he decidido sonreír educadamente. 

-Nos vemos el año que viene, di a recepción que te regalen un anillo hormonal, así te sale la visita más barata. - Cómo han cambiado los tiempos ¿qué fue de las piruletas?

Una vez en caja ¡cien eurazos que me han clavado! por este precio me tendrían que regalar anillo hormonal, piruleta y una lista de solteros disponibles para sacarle partido... ¡y preservativos con sabor a fresa! qué barbaridad.... 

Una vez he salido del médico he pensado cien euros menos, cien euros más ¿qué mas da? total, que he decidido ir a desahogarme al Decathlon pues necesitaba unos guantes para spinning con urgencia si no quería romperme los dientes en el manillar cualquier día, y es que con el calor dichoso se resbala todo y empiezo a estar harta de ver a las abuelas de sesenta años mejor equipadas que yo. 
Por siete euros he comprado unos guantes bastante apañados pero cuando ya iba a pasar por caja, cierta prenda de ropa me ha llamado la atención: camiseta con top incorporado, es decir, camiseta con la que no necesitas llevar sujetador.. ja-ja-ja risa supermegasarcástica; eso no existe ni ha existido nunca. Ninguna prenda de ropa es suficientemente fuerte para sujetarte las tetas ¡y menos por nueve euros con noventa y cinco!. Aún así, la curiosidad me ha podido y he sucumbido a la tentación... y si, chicas; en el Decathlon venden unas camisetas tiradas de precio que te sujetan el pecho y te ahorras el maldito sujetador: puedes llevar las tiras cruzadas y como te de la santa gana que vas comodísima ¡con razón la talla treinta y ocho estaba agotada, esas camisetas son una maravilla! Luego me preguntan porqué tengo toda la ropa de deporte de color rosa, ¡es que es el único color que encuentro en la talla S! Miraré si las puedo comprar por internet y me pido unas cuantas: qué queréis que os diga, ir al gimnasio mona cuesta menos.....

En resumen y haciendo balance del día: que mi genética está dispuesta y a punto para asegurar la perpetuidad de la especie y que a mi lo único que me fascina, ahora mismo, son las camisetas de nueve euros con noventa y cinco con las que no necesitas llevar sujetador. Creo que mi genotipo no tiene un futuro muy esperanzador.....








12 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Lo que me he podido reír... Pero vaya ginecólogo más poco tranquilizador! Yo hubiera salido corriendo nada más dijo aquello de para cuándo esperabas quedarte embarazada, ¿qué le importará a él? Como si no quieres quedarte nunca. Uff... yo prefiero siempre a las mujeres en estas cosas.

    ResponderEliminar
  3. Me he reído un buen rato Pandorita! Entrada como las de los viejos tiempos, tu doctor es un jodido crack.

    Tengo que preguntarlo... ¿Está casado?

    ResponderEliminar
  4. Y yo qué sé!! pero con el palique que tiene.... seguro que a alguna enredaría.

    Esos del norte... ¡sois un peligro!

    ResponderEliminar
  5. Fantástico Blog.El de Macarronazo también es genial.¿Dónde estabais cuando tanto necesitaba de vuestras líneas? jajaja. De verdad sois l@s d@s geniales.

    ResponderEliminar
  6. Ese ginecólogo tuyo es de los de coqueteo perpetuo... Además, las preñadas tienen ahora muchas revisiones y visitas y la caja necesita cash. Aunuqe como sigan emitiendo en la Sexta lo del Baby bom, creo que se va a frenar en seco (todavía más) lo de reproducirse; con lo bien que se pasa en los ensayos uno tras otro sin estrenar la obra... Sólo ensayar. Buen post.

    PD: ¿Ya has lavado el top de Decathlon? Digo... que a veces, tras lavado, viene el estirado :P

    ResponderEliminar
  7. No me digas eso que me he comprado tres!!!! jajajajaja

    ResponderEliminar
  8. Decathlon (aunque yo no tenga tetas) y la FNAC son la Meca de mis anhelos!! Para un grandote como yo, que encima le gusta la ropa MUY holgada, es casi el único sitio donde conseguir camisetas 3XL y demás. Y mejor no hablar de las maravillas que encierra la FNAC, a ver si pensáis que me tienen en nómina y eso...

    ResponderEliminar
  9. Jo, Pandora, pues esos serán los médicos de pago, a mí nunca me preguntan eso del embarazo, serán q asumen q se me pasó el arroz.. eso sí, lo de estás casada siempre siempre? Q pasa? Q no se puede tener vida intima sin casamientos ni novios? aaaaaaag Tanta carrera de medicina a veces para ser tan super antiguos
    Miraré lo del decathlon

    ResponderEliminar
  10. Pueeeees, yo pregunte timidamente mi SuperGinecologo una duda:
    -Dr. lo del tema de la fertilidad, mas o menos, ahora como anda. Tengo 32 y quisiera saber a partir de que edad entramos en riesgo.
    -¿Tienes novio?
    -Noo..- digo avergonzada.
    -PUES ESO ES LO PRIMERO! Primero sal un poco a la calle a ver que encuentras y luego vuelves.- Dice Tajante.
    Vamos que no me respondio y me recomendo ese "amable viejito" que me agarrase a lo primero que preñara. A lo que añado, si ese era el trato que daba cuando todo estaba bien, ahora que tienen que trabajar mas horas...ME VOY A LO PRIVADO.
    Besutxus.

    ResponderEliminar
  11. Pues si que era toca-ovarios el médico vasco!!

    ResponderEliminar
  12. Plas, plas( aplausos) como me he reído con esta entrada, y q humor el de tu ginecólogo, XD, cuando sacas ese humor pandoril es cuando te salen las mejores entradas! Please, queremos más !

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Escribiendo....

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.