miércoles, 25 de julio de 2012

Cortejo sistemático

La clave apara ligar a una mujer hacerla sentir especial y distinta.... tácticas como las que se recomiendan en el Cortejo humano pueden resultar casi infalibles; eso sí, falta echarle morro, muuuucho morro. 

Este post está inspirado en ese arte que poseen algunos cretinos en hacernos sentir, aparentemente,  especiales. Como muchas otras, mi historia empezará con un basado en hechos reales...

Hace tiempo salí con un tío que parecía que, con su apariencia blanquecina, enclenque y  modestamente afortunada... no sería capaz ni de matar a una mosca. ¿Cómo me ligó? pues bien, su arma fue la forma de digamos... trabajarme, y es que su forma de seducirme fue de ensueño, como una película vaya. Después del cortejo vino el revolcón, el noviazgo...hasta que después de unos meses, la historia terminó. Curiosamente, después de un tiempo, el destino me llevó a coincidir en una cena con dos amantes de mi escuálida expareja: con una había tenido una breve historia antes de salir conmigo, y con la otra al día siguiente de cortar conmigo; las llamaremos Amante 1 y Amante 2 respectivamente. La conversación que tuvimos fui más o menos así:


Amante 1: Bueno Pandora, tú fuiste la que estuviste más tiempo con él, seguro que a ti no te enredó. A mí me estuvo mensajeando compulsivamente durante dos semanas y desapareció sin más. 

Pandora: ¿En serio creéis eso? no sé, tantas molestias para ligarme y comportarse así.....No entiendo ese cambio de actitud tan radical.

Amante 2: ¡quién lo diría! aquí las tres tomando un café juntas jajajaja. La verdad es que el tío se lo monta bien; aún recuerdo como me conquistó con el piano.... y después de un mes, voy y me lo encuentro baboseando a otra tía en los baños de una discoteca ¡madre mía!

Pandora:¿Cómo? a ver cuenta... ¿para ligarte te llevó a su casa y tocó el piano para ti? 

Amante 2: Sí y después me leyó un libro en el que salía una pequeña historia dedicada a su padre -el padre del sujeto había sido un personaje notable del panorama artístico español-

Amante 1: Ya.... y después te llevó al taller de su padre y te enseño todos los cuadros.

Amante 2: Pues sí, ¿cómo lo sabes?

Pandora: ...y te enseño una foto de su padre recibiendo un homenaje, y cuanto él de pequeño visitó el Camp Nou..... te enseñó la biblioteca y te contó todas esas historias ¿verdad?

Amante 1: qué tío más ruín, ¡nos ligó a las tres siguiendo exactamente los mismos pasos! la llevo a casa, toco el piano para ella, le cuento la historia del libro, le enseño los cuadros, las fotos.... ¡¡este tío nos soltó el mismo rollo a  las tres!!!

Pandora: qué pena.... pero lo peor de todo es que al muy imbécil ¡le funciona! Ya que estamos...¿cuando estabais con él en la cama os decía que cuando tenía veinte años aguantaba más? ¿que estaba poco en forma y que diez años atrás era una máquina del sexo?

Amante 1 y 2: seeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee

La conversación terminó con unas risas bien merecidas pero, al menos por mi parte, con una sensación importante de chica desafortunadamente ingenua.... 

Pues bien, ese es un ejemplo de vendemotos que utiliza los mismos recursos para impresionar a toda fémina que desee llevarse al catre. La metodología es odiosa, no lo podemos negar, pero más odioso es que todas cayéramos con el mismo truco. Aún así, y si yo fuera un tío, supongo que aplaudiría a este farsante. 

La cuestión es que a las mujeres nos encanta sentirnos distintas, especiales y, descubrir que te han tomado el pelo o que no han hecho más que aplicarte el mismo cuento que a todas, es algo que nos irrita considerablemente. Desde que tuvo lugar el episodio que he relatado, me he vuelto intolerante a cualquier detalle que indique que me están cortejando de manera sistemática:

Meses atrás conocí a un tío muy majo que me presentaron unos amigos que teníamos en común y, un fin de semana de este pasado invierno, cogí el coche y fui a verle pues vivía a hora y media de aquí en dirección al Norte. Pues bien, el tío que parecía muy majo, me llevó de excursión a explorar pueblos rurales y, en uno de ellos, me llevó de visita a una pequeña ermita que acumulaba un buen puñado de cientos de años en sus antiguos muros. La cuestión es que colindante al diminuto templo, se encontraba un antiguo pozo destinado, según mi anfitrión, a hacer realidad los deseos de las solteras que querían encontrar novio. Yo me reí y le seguí el hilo pues ante tan hermoso paisaje y tan pícara historia.... una no podía evitar pensar que estaba viviendo un momento de esos románticos, románticos de verdad. 

El tema está en que nos enrollamos un tiempo sin más y en plan amigos, hasta que un día me explico que le había llamado un exlío suyo. Claro está que con la información que me facilitó, mi gen cotilla se activó al momento y empecé a hurgar en su Facebook para saber más de la susodicha y ¡mira por dónde! que la primera foto que veo es la de la ermita que poseía el pozo de los deseos... ¡¿otra vez?! Pues sí y era ridículo pero la verdad es que las dos tías nos habíamos enrollado con el mismo canalla y ambas teníamos la misma foto, del mismo lugar en nuestro muro. Mi sensación de estupidez extrema era la misma que había sentido dos años atrás cuando me enteré de que había salido con un tío que, para cortejarme, había usado la misma técnica que con otras tías. 

En situaciones como estas no puedes evitar sentirte como débil e ingenua ternera a la que captura el cowboy, quién le estampa un sello a fuego en el culo: todas igual, sin distinciones ¡odioso!

Y hablando de Casanovas que van sellando a tías.... a principios de verano conocí en el gimnasio un profe que estaba de paso. El tío estaba cañón y quedamos en que le haría de guía turística una noche pues era Sevillano y andaba un poco perdido. La cuestión es que el tío tenía una labia que pa qué y con aquél acento y salado como era me cameló y terminamos enrollándonos. Antes de volver a Andalucía me regaló unos pendientes en forma de trébol; con lo tacaños que habían sido mis ex, la verdad es que agradecí el detalle y quedamos en que seguiríamos en contacto. La cuestión es que estaba yo más contenta que unas pascuas con mis pendientes nuevos, pero cuando al cabo de unos días entré en su muro para ver cómo le iba al Sevillano y me percaté de que en una de sus últimas fotos aparecía acompañado con una tía que llevaba los mimos pendientes de trébol que me había regalado a mí.... ¿Podía enfadarme? no; tampoco teníamos nada serio pero sí que le pregunté, un día que hablamos por teléfono, que qué ocurría con los tréboles de las narices pues ya había detectado tres y cuatro amistades suyas con los mismos pendientes. Me dijo que los compraba en packs de diez a los chinos de internet y que le salían ochenta céntimos el par....¡tirados! Quise saber si regalaba los pendientes a todos sus rollos y me dijo que sí, que a casi todas; que le gustaba dejar huella en las tías y ver como se ponían su regalo. Aún así alguna vez había tenido algún follón cuando varias tías habían coincidido en alguna fiesta con los mismos trebolitos....

No me enfadé, pero no me puse nunca más me volví a poner los pendientes. Aún así me pareció magistral su jugada y decidí mantener la amistad para seguir escuchando sus historias, pues era evidente que en la distancia estaba a salvo de volver a ser seducida otra vez por él. Un día me confesó que su sueño era, como monitor de gimnasio que era, enrollarse con varias tías y pedirles que se depilaran la zona íntima de una manera concreta: en forma de corazón por ejemplo. Así el día que se juntaran todas en la ducha y se percataran de que iban arregladitas todas igual....

¿Os han ligado alguna vez haciéndoos creer que erais especiales cuando la realidad era que os estaban pegando el mismo rollo que a las demás?  







                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    


27 comentarios:

  1. Tus reflexiones son de tragicomedia italiana amiga Pandora.

    Dejando de un lado que en la otra dirección (mujer-hombre) también pasa, creo que el tema es otro más profundo : necesidad de tener algo duradero con alguien.

    Si has tenido una historia esporádica, y te has sentido especial, en ese momento eras la mujer más feliz del mundo y has aprovechado el viaje, no creo que chafardear facebooks (por muy humano que sea tenga un efecto saludable, más bien al revés).Es mejor quedarse con el recuerdo agradable.

    Muchas relaciones tienes fecha de caducidad, la mayoría, el problema es saber leer la misma en el envoltorio . Me cuesta creer que una chica tan espabilada como tú caiga tantas veces en las redes de estos vendemotos, salvo que caigas a sabiendas de lo que hay, ya que no creo que andes tan mal en psicología. (Supongo que la mayoría de los casos que expones son literatura)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. El monitor sevillano es un hijo de puta, pero me ha hecho reir. Uno de los problemas que tengo con ciertos hijos de puta es que me hacen reir.

    Escribes muy bien.

    ResponderEliminar
  3. Aparte del fetichismo o chorrada de los pendientes, todos/as usamos aquellas tácticas para seducir que sabemos que funcionan. Tú no vas a camelarte a un tío sacando a relucir aquellas facetas tuyas que menos normal que repitas.
    Nadie es imprescindible. Lo importante es sentirte especial en ese momento. ¿O acaso, Pandorita, no te ha gustado alguien mucho y con el tiempo ni fu ni fa?

    Bailo bien, tengo mirada penetrante y buena conversación. ¿Voy a dejar de usar éstos y otros encantos porque ya los haya utilizado con otros? Pues no, cada uno usa lo que tiene mejor. Lo de los pendientes del sevillano y su fantasía púbica son tonterías de niñato/adulto infantiloide, sin más.

    Mi última pareja me parecía obsesiva conmigo: regalos, llamadas, mensajes, declaraciones de amor a todas horas... me preocupaba tanta obsesión que le duró muuuucho tiempo (años). Al final rompimos. Y pronto descubrí que se comporta así cuando se enamora. Yo no era su obsesión. Era él el obseso. Eso me desculpabilizó y me liberó. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Utilizar tus encantos es natural, más que utilizarlos, ser como eres y lucir tus encantos innatos es natural,no forzado. Seguir un guión como los ejemplos que comentaba Pandorísima o Mustang Sally, es de ser un pardo por parte de el y una parda la que se crea esos cuentos como el de “en una vida anterior estuvimos unidos” de un tipo que acabas de conocer.... seguirle el rollo porque os pone FA y buscáis el jinque tanto o más que el OK pero creeros esos cuentos chinos y después decir “Uy ese cabrón me engaño”. Mira chica más que engañarte, es que tu eres una parda inocente.

      Estoy contigo que el sevillano con fantasía púbica algún tipo de tara psicológica e infantiloide tiene.

      Eliminar
  4. Enhorabuena, Pandora!, sales en Eros El País, vas camino al estrellato ja ja ja.
    Besos y felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! bueno la experiencia está siendo interesante.

      Besos!! la verdad es que se agradece un avatar conocido por aquí, los comentarios me están acojonando jajajajja

      Besos!!

      Eliminar
    2. Bueno, ya sabes a qué se expone uno con estas cosas. La gente se lo toma demasiado en serio. Y además tampoco perciben a veces las ironías: tendríamos que enlatar las risas como en las teleseries norteamericanas, para que sepan cuando es broma y deben reírse. ¡Ánimo!

      Eliminar
  5. Siento tener que decirque todas caéis de la misma forma. Con que se os cuente cualquier cuento chino que suene especial y romántico...zas!! Es más viejo que ir a pie...ja,ja,ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Caéis? ¿Sigues pensando que una mujer que quiere sexo cae en una trampa? ¿Pero en qué siglo vives?

      Eliminar
  6. EkysDédédédédédédédédédédédédé!!

    Que pardas e ingenuas sois las chiquitísimas, Pandorísima! El rollo ese de sentiros especiales aunque la performance que montan sean de actor secundario. Me parto.

    Pero vamos no aplaudo a esos chiquitísimos, me sentiría un Paco Martinez Soria de cuidado repitiendo los mismos pasos, los mismos trucos, llevándoles al mismo sitio... para así calzarme ingenuas; denota una falta de recursos de cojones.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Asco de mundo en el que la belleza egoísta guiada por el instinto primario y acompañada de cierta labia banal consigue salir victoriosa...

    ResponderEliminar
  9. "denota una falta de recursos de cojones"
    Es cierto pero si tienes una formula que funciona tan bien ¿para qué cambiar? ¿por amor al arte?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí lo único que buscas es jincar y te funciona y no lo consigues de otra forma, siendo tu mismo, dejando que las cosas fluyan pues montar la misma performance de siempre es lo más acertado pero me parece muy patético. Y como dice abajo el Anónimo: "Follar mola pero hay más cosas en el mundo, caray." y sobre todo mola follar tras una seduccion sincera no por ejemplo como comentaba Pandorísima montando el show de mira el libro de mi padre y cuando yo era pequeño me encantaban los dinos y por eso ahora amo las lagartijas porque se parecen a los dinos.

      Y respecto al tipo de los pendientes y de la fantasía de encuentro de varias chiquitísimas con el mismo look y corte de pelamen en el monte de Venus... alguien psicólog@ por aquí?? Porque algun tipo de tara psicológica tiene el bicho... falta de cariño en la infancia, recibió muchas collejas o risas de niñas en el cole...

      Eliminar
    2. Exacto. Lo único que pretendes es follar y ese método (a la vista está) funciona. Aunque al principio parece algo imposible y que se va a notar a la legua que todo no es más que un montaje para llevarse a una incauta al catre lo cierto es que muchas acaban cayendo en la trampa. Puede parecer un método patético (también a mi me lo parece) pero es terriblemente eficaz. Es verdad que hay otras cosas además de follar y que una seducción sincera produce resultados mucho más satisfactorios (te quieren por lo que eres, no por lo bien que actúas por ejemplo) pero de lo que se trata aquí es de rendir rápida y seguramente a una señorita de buen ver para una relación a bastante corto plazo.

      Eliminar
  10. Hombres que creen que por sí mismos no pueden gustar a una chica, esa una sensación de inferioridad que tuve -con 15 años, joder-, así que se meten el disfraz de príncipe para gustar a la princesa... la chica que se siente como una princesa porque por fin tiene un príncipe. ¿No se dan cuenta de que nos ponemos caretas cuando hablamos con el sexo contrario? Es todo meterse en un estereotipo para encajar, y todo es matemático y cuadrado pero falso falso falso... todo con el fin de follar. Follar mola pero hay más cosas en el mundo, caray. Abran un poquito los ojos

    ResponderEliminar
  11. Entiendo lo que dices y por eso siempre he intentado evitar funcionar con un método. No solo os puede ofender sino que hace lo que resulte menos especial. Yo simplemente doy palique y si ella es lo suficientemente receptiva y obvia se llega a alguna parte. Aunque puede precisamente que por no tener un sistema no sea muy exitoso.

    En cualquier caso, no les culpes. Para la mayoría de los hombres, las mujeres son tan complejas como la física cuántica (si crees/dices que las entiendes, es que realmente no las entiendes, parafraseando a Feynman). Piensa que más que jetas, son pobreshombres aferrándose a un sistema que les ha funcionado como a un clavo ardiendo.

    Y tampoco te cabrees contigo misma. La mayoría de los humanos somos gente normalucha. Nos han vendido que todos somos especiales y que todos lo merecemos todo. Es una cruel mentira publicitaria para vendernos cosas. Es lo que hay :)

    Un abrazo y dale duro a la escritura.

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos!! si yo me troncho con los truquitos de los tíos y de como nos enredan muchas veces. Es mi forma de ver la cara divertida de la vida y más con la que está cayendo.

    Un abrazo a todos y gracias por vuestra visita y comentario los que lo dejáis.

    Un saludo! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Acaso las chicas no tiene trucos igual de patéticos? ¿No dicen que en la guerra y en el amor todo vale? Lo tronchante no son los trucos sino que siempre hay un incaut@ que se los cree.

      Eliminar
  13. A mi me soltó la chapa una vez un tío en un garito en Mallorca sobre no sequé de que nos debíamos haber conocido en otra vida porque era demasiado fuerte la conexión y blablabla. Reconozco qu ele aguanté un poco el rollo porque era un bombón, pero al final no se llevó el gato al agua por místico.
    Al día siguiente volví al mismo garito con la amiga con la que estaba de vacaciones, y allí estaba el tipo, con la misma carita de arrobo y cogiéndole las manos mientras la miraba profundamente a los ojos...con otra chica. Me entró tal ataque de risa que camino del baño me planté delante, le di dos besos con mi mejor sonrisa y le dije a ella: ¿Qué, ya te ha contado lo de que seguro habéis estado juntos en otra vida? y me largué. Cuando salí del baño, ella ya no estaba, y el me miró con unos ojos asesinos que casi tuve que salir por pies. Ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que conste que no me gustan las artes de los "tequierofolladores", pero fuiste una zorra de cuidado Mustang...

      Eliminar
  14. No sé con que me he reido más, si con la entrada, con los comentarios, o con lo rencorosa que es Sally...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas no son horas de comentar el blog de una dama jajajaja venga a dormir!!!

      Bona nit! :D

      Eliminar
    2. ¡¡Y eso que ni siquiera se me zumbó, Torpe Man!! imagínate mi venganza si se hubiera dado el caso!! Ja,ja,ja.

      Eliminar
    3. A lo mejor por eso estabas mosqueada ;)

      Eliminar

Bienvenidos

Escribiendo....

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.