martes, 27 de noviembre de 2012

Me ha pasado

....Una vez todo el mundo desapareció él se quedó a mi lado con esa sonrisa de pillín dándome conversación, pero al poco rato dio las primeras señales de despedida. Yo me quedé un poco sorprendida pues esperaba un adiós un poco más emotivo, apasionado, visceral... Que sí, que sí, que muy educado, muy amable, muy cariñoso cogiéndome de la mano pero sin mostrar el más mínimo interés en asaltar mi espacio vital ¡no entendía nada!

Él se fue a su coche y yo, harto confusa y con cara de póker, me metí en el mío. Eran casi las dos de la madrugada, llovía a cántaros y no había ni un alma en la calle. 

Le seguí resignada esperando llegar al cruce para separarnos; de mientras yo escuchaba una de esas dramáticas canciones que tan bien van para poner BSO a nuestras experiencias sentimentales. De repente su coche se detuvo en medio de la calle. Rápidamente se abrió la puerta y  se bajó de su 4X4 negro de un salto. Allí estaba yo:

sábado, 24 de noviembre de 2012

Soy eventual

Soy eventual: eso es lo que dije en mi primera y última entrevista de trabajo en esos dos últimos años. Seguidamente me sinceré pues sería una incongruencia decirles que quiero trabajar de administrativa forever, cuando estoy echando currículums y solicitando becas al extranjero por doquier.  La psicóloga lo entendió perfectamente y me dijo que si llegaban a un acuerdo con la empresa me avisarían pues encajaba perfectamente en el perfil. Aun así percibí una extraña expresión en su rostro cuando, en el psicotécnico, me preguntó palabras que empezaran por P: Pinsapo, Persépolis, prolegómeno.... le contesté.

Lo mejor de esta experiencia, además de saber que hay trabajo si lo buscas y enterarte de que la gente se pule felizmente su prestación del paro en un viaje a Tailanda (de allí venía la otra aspirante a la plaza), es que respetaron y comprendieron mi soy eventual: aceptaron mis planes, mis aspiraciones, que estoy en una situación incierta hasta que la universidad me adjudique una plaza de prácticas... En resumen: que vivo el momento y no puedo prometer nada más allá de los seis meses. 

Resulta curioso, pero el planteamiento que hice a la empresa de contratación fue muy similar al que hago a los chicos que conozco últimamente. Pongamos un ejemplo: quedo con un tío que me cae bien sin más y hablamos de nosotros: lo que hacemos, lo que aspiramos....le cuento que estoy encantada con el inglés, que progreso en el alemán, que me queda nada para sacarme la carrera, que quiero probar suerte aquí, allá.... Entonces, después de unos  minutos de silencio va el tío y se cubre de gloria con un: tú quieres algo serio, quieres hipotecarte, casarte,  tener hijos....  En momentos así cuesta reprimirse un contundente ¿eres idiota o qué te pasa tío?

domingo, 18 de noviembre de 2012

¿casualidad?

Voy a confesar, a pesar de correr el riesgo de ganarme muchos detractores, que en determinado momento de mi vida leí El secreto. Para aquel entonces andaba yo un poco chof en todos los niveles y leyendo el libro me quedé con la idea básica de que la mayoría de cosas dependían, consciente o insconscientemente, de mí. Es decir, no justifico que cuando me caigo de la moto  se deba a que lo he deseado: mis caídas son la consecuencia de las leyes físicas que  resultan de la combinación velocidad + gravilla + conductoraflipada, nada más. Por el contrario, sí creo que los sucesos vitales significativos son producto de acciones que, a la vez, son producto de mis pensamientos. Eso se podría explicar a través de las bases genéticas de la conducta que sostienen que la expresión de nuestro fenotipo, depende de la correlación genes - ambiente. Es decir, que de forma activa o evocativa, el sujeto puede buscar ambientes o crear contextos en los que poder expresarse. Supongo que por eso lo similar atrae a lo similar, porqué los que pensamos más o menos "igual" buscamos escenarios donde expresarnos y allí coincidimos y nos juntamos. Es fácil encontrar a alguien parecido a ti en la facultad: joven, interesado en psicología pero.... ¿qué pasa cuando esos encuentros con semejantes dependen de muchísimas otras cosas? ¿cómo se explican esos encuentros tan significativos y casuales?

viernes, 16 de noviembre de 2012

Chicas cajero

¿Eres una tía de las que cuando se enamora lo das todo? ¿acostumbras a tener el monedero a disposición del mundo mundial? ¿crees que el dinero pierde importancia cuando se trata de la pareja? y aunque no se trate de dinero y aunque no sea tu novio formal ¿acudes a él a la primera llamada a pesar de todo? Bienvenida al grupo, tú también eres una chica cajero: abiertas 24 horas pase lo que pase y en todos los aspectos. 

Yo creo que ya he empezado a controlar ese instinto destructor de todo lo mío es tuyo. No es que esté mal compartir tus bienes con quién quieres pero si te encuentras con algún listo o con alguien que no te compensa como desearías, puede que un día acabes por arrepentirte. Lo peor de las chicas cajero es que somos tontas y los sabemos. El amor no se demuestra con dinero, ni con sumisión: ni nosotras ni ellos, que también hay mucha lista chupasangres suelta por ahí... Por eso y con tanta crisis suelen ser comunes los lapas vendemotos en la línea de tedigoquetequieroparainstalarmeentucasapuesmehanembargadolamía, o personas que, simplemente, no quieren trabajar. Vale, el amor debe de estar por encima de lo material pero... ¿hasta qué punto? ¿dónde está el límite entre el amor y la conveniencia? 

domingo, 11 de noviembre de 2012

Cómo no ligar por whassap

¿Llega el invierno, te aburres, te sientes solo, echas de menos las fiestas veraniegas y tienes más de treinta años? Soy consciente de que es temporada de salir corriendo a buscar solteras que os entretengan a ti y a tu pene hasta que regrese el verano pero, por el amor de Dios, ¿no podéis disimular un poco?

Ayer apareció un nuevo mensaje en whassap bajo un número de móvil desconocido para mí. 

martes, 6 de noviembre de 2012

Pandero y yo

Mi pandero... tantos panellets, castañas, cecina, empanada; una conspiración de los hidratos de carbono en toda regla, vamos. Para colmo, entre celebraciones ajenas y mi visita fugaz a Oviedo -ciudad donde conocí el placer adulto en la Chocolatería del barrio de la Losa- pues eso, que mis pantalones se han enfadado y no me están amigos. Ahora no queda más remedio que darle fuerte al gimnasio y abstenerme de alimentos altamente peligrosos y perjudiciales para mis posaderas. Un plan de suma importancia pues ya tenemos la Navidad y los mantecaos a la vuelta de la esquina ¡qué estrés!

Cuidarse es importante, y ya no para los demás sino para uno mismo. Llevar a cabo conductas saludables enriquece considerablemente el estado de ánimo; aunque no todo se limita al peso, pues las mujeres también nos tenemos que enfrentar a otro gran enemigo:  los colgajos. 

Sí, sí, cogajos. Dícese de aquella masa de no sé qué que cuelga del brazo, especialmente cuando lo elevas en plan ¡Adioooooooooooooooós!.... es decir, que tus tríceps hacen la ooooooooooola cuando se te ocurre echarlos al aire. Eso es, los pellejos... esos malditos que te estropean las fotos.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Donde tengas la olla... (2ª parte)

En el último post teníamos un cretino que por motivos X necesitaba "reconciliarse" con una amiga con la que se había pasado de listo.  Vaaaaaaaaale, que quién avisa no es traidor y él dejó claro desde el principio de que se trataba de algo pasajero y ella debió tomárselo como eso, como algo pasajero. Sin embargo y a pesar de las advertencias de él, ella se enamoró. Entonces, el chico decidió retirarse para seguir explorando el resto de féminas del mundo  mundial con su travieso pene, dejando a la pobre muchacha con el corazón partío, una tonelada de cleenex y excusándose con un piadoso te prometo que no hay otra chica. Pero sí, sí había otra y otra y otra... 

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.