viernes, 23 de agosto de 2013

Con un par...

Está claro que seis millones de parados no son casualidad, distintas variables confluyen perpetuando ese fenómeno y yo, como soltera a punto de graduarse, con buen nivel de inglés, pinitos de alemán y una formación y experiencia laboral relevante a mis espaldas... no doy crédito a lo que sucede en este país plagado de sinvergüenzas. 

Después de dos años desempleada en los que de algunas cosas he trabajado pero sin cobrar, al terminar el semestre universitario y la formación en técnico de comercio exterior, recibí una oferta de trabajo. A las veinticuatro horas estaba organizando administrativa y logísticamente un hotel que se inauguraba con mi llegada como recepcionista - relaciones públicas - camarera - etc, etc... aquello era un caos: un jefe ausente, mala organización y casi nadie del personal asegurado. En lugar de las ocho o nueve horas prometidas, estaba haciendo diez u once y evidentemente sin ningún día de fiesta; en cuanto a lo de darme de alta a la seguridad social... tampoco veía que tuviera mucha prisa. Pronto empecé a preocuparme ¿sería así de desorganizado con el sueldo? ¿cobraría a final de mes? Si a eso le añadimos que el material de oficina lo tuve que llevar de mi casa y que tenía que dar la vuelta a los clientes de mi bolsillo, pues no había manera de que me dieran cambio ni bolis para escribir... no es de extrañar que cumpliendo la ley de ahoraquetengotrabajomecaenofertasdetodoslados, me aventurara a ir a una entrevista para trabajar en un pequeño supermercado de playa donde necesitaban una chica para ya. El puesto estaba bien pero lo más importante es que percibí buenas vibraciones y me lancé. Ese mismo día, al volver al hotel en el horario de tarde, les dije que dejaba el puesto pues no habían cumplido con su parte del trato referente a darme de alta en la seguridad social:

-¿Quién te dice que no estás asegurada? te dimos de alta el sábado.
-El sábado la copia de mi DNI todavía estaba en el cajón de mi mesa.... - y encima me toman por tonta ¡aaaaaaaaaaaaarg!

La pregunta era obvia ¿cobraría esos cinco días trabajados? Al día siguiente, para no faltar a mi palabra con el chico del supermercado y para no dejar tirados a los del hotel, trabajaba en los dos sitios. En todo caso, me ocupé yo de buscarme una sustituta... cosa que tampoco me resultó fácil: todo el mundo rettwitea, comparte.... pero nadie responde. Al siguiente enseñé a la chica nueva convencida de que si hacía las cosas bien, mis jefes también serían justos conmigo. 

Fueron días muy duros: además del cansancio y el estrés de la situación, me veía  a mi misma con treinta y tres años con un trabajo parecido a lo que había hecho con diecisiete, dieciocho ... mi vida personal tampoco iba más allá de los amigos, conocidos... por lo que mi sensación de no progreso, no evoluciono ni el terreno laboral ni personal era total. Pasé unos días muy duros, no solo físicamente, sino emocionalmente: con casi una carrera, idiomas y con un bagaje laboral que incluía responsabilidades importantes... buff, confieso que me harté de llorar. Por otro lado estaba claro que un mes de trabajo en un supermercado tampoco iba a solucionarme la vida en el sentido financiero, pero tampoco era ese el objetivo principal: ese trabajo era una prueba que tenía que superar, si era capaz de hacer eso y disfrutar de ello, sería capaz de cualquier cosa. A veces para llegar a una situación mejor hay que pringar duro unos días, una temporada... y yo sin trabajo comiéndome el tarro todo el santo día tampoco estaba bien.



Me siento orgullosa y feliz de haber sido capaz de aceptar y disfrutar de mi nuevo trabajo: creo firmemente que cuando estás mal lo peor que puedes hacer es quedarte quieto ¡y yo me muevo! aprendo cosas nuevas, conozco a gente nueva.... y con tanto curro las horas me pasan volando; lo mejor de todo es que me queda tiempo para ir en bici por las mañanas. Eso sí, en los inicios sufrí lo que no está escrito pero creo que he dado un gran paso y que será una experiencia que me aportará cosas muy buenas... A veces la vida nos pone pruebas y yo siempre tuve la certeza de que afrontar algo así era una de ellas: no podía echarme atrás. Confieso que asuntos personales tuvieron mucho que ver en esa decisión, pero eso demuestra también que cuando Pandorita quiere pasar página le pone un par y está dispuesta a lo que sea. Hay dos tipos de mujeres, las que perdonan y las que no, yo soy de esas últimas y si tengo que currar ocho horas cargando cajas para no pensar y para sentir que hago algo nuevo, que estoy cambiando, que soy útil, trabajadora y valiente... ¡pues lo haré! 

Ahora llevo una semanita en el súper muy contenta, por otro lado los del hotel han pasado de mí: no me cogen el teléfono, no devuelven las llamadas.... está claro que no me van a pagar ni un duro por el trabajo hecho... quizás eso también era una lección que debía aprender: no pensar que los demás actuarán como actuaría yo. Algo bastante común, además de peligroso, hoy en día....

Son tiempos duros para mucha gente, pero también para mi.... espero que pronto encontremos lo que justamente merecemos en todos los aspectos de nuestras vidas. 


9 comentarios:

  1. BRA-VO, Pandora. Menuda lección actitudinal.
    Me encanta leer este tipo de posts, porque como ya comenté por aquí hace tiempo, estoy a puntiiiiito de pegarle la patada a mi curro y esto me da mucha energía. :D :D :D

    Yo salí de la universidad hace 3 años, me tiré un año de prácticas sin cobrar en una agencia de publicidad "de las grandes" y luego me pidieron hacerme autónoma porque "todo estaba fatal y de momento los de internacional nos impiden contratar". Llevo así 2 años. En este tiempo me he licenciado por segunda vez y este pasado año hice un postgrado en mi especialidad. Con dos carreras, un postgrado y un magnífico nivel de inglés no llego a cobrar 1000 euros (sin pagas extras y cobrando a 60 días), no he cotizado en el paro ni un puto día, ni tengo perspectivas de mejorar profesionalmente. Como decimos por aquí, me han ido dando "peixet"...

    Y es que mientras haya gente preparadísima, motivada y dispuesta a trabajar SIN COBRAR, el mercado laboral (yo hablo de publicidad, comunicación y marketing) seguirá así de "corrupto", con mil excusas y falsas promesas en el tiempo. Por eso abandono el barco (tengo unas ganas tremendas de decirle a mi jefe que me piro... ¡faltan poquísimos días!).

    Los cambios siempre son en positivo, Pandora, aunque no sean o parezcan fáciles, o haya que pasar situaciones/épocas xungas precedentes (aunque creo que nos ayudan a valorar más el bienestar a posteriori).
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡qué puedo decirte... oléee por esa actitud!!! Yo soy bastante parecida a ti en eso, recuerdo cuando me fui de la anterior empresa donde tenía un puesto de "bastante" responsabilidad y directamente me fui a trabajar de camarera en una cervecería mientras seguía buscando y enviando CV. Lo mejor es intentar no estar parada, de todas las experiencias profesionales se aprende. También soy parecida a ti en lo de "no perdonar"... aunque suene "frío" es la verdad.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que hoy en día la situación laboral en este país está bastante mal y además vamos de buen corazón, o sea, que nos caen por todos lados. Pero opino como tú, hay que moverse, del cielo sólo cae la lluvia.
    Saludos, Pandora.

    ResponderEliminar
  4. Es un momento difícil para encontrar trabajo, pero lo importante es estar ahí en la brecha. Mucho ánimo Pandora, el que la sigue la consigue.

    Muxuxxx

    ResponderEliminar
  5. Bravo. Una lección que muchos deberían aprender y una actitud que muchos deberían adoptar. Ánimo y suerte, porque te la mereces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Te felicito.No debes preocuparte porque cualquier trabajo que sea
    honrado ennoblece a la persona. En la actual situación de crisis
    extrema, somos muchos los que trabajamos por debajo de nuestras
    capacidades y aún asi somos afortunados porque otros ni siquiera
    pueden hacerlo.
    Al principio yo también tuve que adaptarme pero entretanto sigo
    buscando un trabajo acorde a mi formación.
    A pesar de mis estudios superiores, estoy trabajando en un almacén.
    No pienso rendirme y espero que tú tampoco lo hagas. José.

    ResponderEliminar
  7. ¿A quien dices que tengo que ir a partirle algún hueso para que cobres esos cinco días?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui fieraaaaaaaaaaaaa XDDDDDDDDDDDDDDDDDD

      Eliminar
  8. Lo importante es trabajar para poder ser independiente, todos queremos un trabajo genial y de lo que hemos estudiado pero hoy en día hay que buscar probar y experimentar. No hay tampoco que conformarse y aceptarlo todo solo porque estamos en crisis, hay gente con mucho morro y muy irrespetuosa. Por lo menos hay que estar activo y afrontar las nuevas situaciones siempre con positividad y optimismo viendo el lado bueno de las cosas. Con mi carrera, un master e idiomas trabajo de una cosa q no sabia ni que era cuando me inscribí en la oferta y ahora después de 2 años me tendrian que hacer fija pero la realidad es que me voy a quedar sin trabajo. Ahora a buscar y tomandome este bypass como la oportunidad de intentar redirigir mi carrera laboral a lo que ha sido mi carrera profesional. Muchos animos!!

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.