miércoles, 4 de septiembre de 2013

Alta fidelidad

Es lo que tiene estar lisiada de un pie: televisión, redes sociales, chuches, redes sociales, leer, redes sociales, coca-cola, redes sociales, llamada, redes sociales, blog, redes sociales, buscar trabajo, redes sociales, dibujar, redes sociales, siesta, redes sociales, mirar por la ventana, redes sociales, peli, redes sociales... Días atrás vi Leyendas de Pasión: de allí aprendí que el amor es una gran m....  Ayer me tragué dos pelis seguidas: Los amantes del círculo polar, donde descubrí la gran frase de La casualidad que estábamos esperando, prometo que a partir de ahora llevaré siempre en el bolso papel y bolígrafo; Pandorita no perderá su soltería sin haber mandado antes una nota así de aplastante a un tío ¡esa frase es brutal! Después de una peli tan triste, le tocó el turno al peculiar John Cusack en Alta Fidelidad, una peli muy entretenida pero en la que se hacen reflexiones importantes:

-A rey muerto, rey puesto: ¡mala idea! cuando Rob recuerda sus cinco rupturas más dolorosas para hallar el motivo que le lleva al fracaso amoroso -su novia le acaba de dejar- señala un caso donde se lía con una chica para olvidar a la novia con la que acaba de cortar... ¡ERROR! si bien dicen que un clavo saca a otro clavo, también es cierto eso de agarrarse a un clavo ardiendo que yo diría que es la continuación de ese popular refrán. Creo firmemente que cuando uno deja una relación debe tomarse un tiempo para sobreponerse, para aprender a estar solo, a conocerse y no caer en brazos del primer memo que se ponga a tiro.... que sí, que es complicado vivir sin tener ningún frente abierto ¡lo seeeeeeé! A todos nos molan los mensajes, llamadas, me gustas, mails... el juego amoroso es muy adictivo pero ¡cuidado! las mejores elecciones se hacen cuando uno sabe estar bien con uno mismo. Reconozco que mis más sanos ligues tuvieron lugar en épocas en las que estaba sola y no buscaba nada; bueno, quizás me he flipado un poco hablando en plural pero.... UNA VEZ estuve sola, pasando de todo ¡y no me fue nada mal! El amor está para disfrutarlo, no para aliviar nuestros problemas con la soledad. 





-Las fantasías: en una de las conversaciones entre Rob y Laura aparece el tema de la atracción volátil que pueda sentir él hacia otras mujeres. En ese instante se habla largo y tendido de las fantasías: de lo que incluyen y lo que no incluyen, pues en las fantasías no hay ropa sucia, la lencería es de seda, no hay problemas, no hay facturas, no hay supermercados... ¡no hay un hogar! Llegados a ese punto me pregunto si el amor será más longevo ligándote a un tío que tenga quién le lave los calzoncillos... 

-La complicidad: una vez Rob aclara el fenómeno de las fantasías y pide a Laura el matrimonio, emerge en la escena uno de los ingredientes fundamentales en la pareja  ¡la complicidad! El conocimiento mutuo de saber qué le gusta al otro, qué le interesa, qué necesita y ayudarle a conseguirlo; da igual que no compartamos algunas cosas pero el cómplice las acepta y las apoya incondicionalmente. Los cómplices tienen su propio lenguaje, claro entre ellos e invisible para los demás: un gesto, una mirada, una señal... La complicidad: esa capacidad de decirse las cosas sin palabras...

Alta fidelidad... perspicaz juego de palabras, y no me refiero a la reproducción de sonidos o imágenes fieles a la realidad, me refiero al compromiso que puede llegar a adquirir una persona con otra al margen de esa doble moral en la que se debaten muchos infelices sobre lo que debieran y lo que realmente desean hacer... pero ese tema, que da para mucho, mejor dejarlo para otro post... 

5 comentarios:

  1. Me encanta los amantes del circulo polar y también tengo varias frases de esa película esperando usar.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Leyendas de pasión es un pastel de los gordos, no me gustó nada, sólo caras, poses y pfffffff
    Los amantes del circulo polar sé q la he visto pero no recuerdo nada. Alta fidelidad me suena pero no sé si la vi entera (por qué será q recordaré peñazos de los gordos y sin embargo pelis más normales no?? La edad? jaja)

    Respecto a tu primer punto, lo del clavo, para mi es teoria MORTAL-ERROR. Estoy contigo en todo lo q dices. Y ya no sólo pq se pueda salir con el primer mem@-mamarrach@ que te encuentres sino pq tb hay q ponerse en el otro lado, que tal vel el otr@ sea una persona maja que no se merezca que la tengas ahí de entretenimiento pa sobrellevar la rabia de un fracaso.
    Recuerdo un amigo que tenía que le costó horrores superar sus dos fracasos (bueno, el segundo no sé si lo ha superado pq ya no tenemos contacto), pero siempre pretendía encontrar una chica que le hiciese olvidar y borrase todo el dolor por su amada-fracasada. Por más charlas q tuvimos nunca conseguí meterle en la cabeza que el dolor lo supera uno mismo, porque es un dolor PROPIO, a nadie le corresponde, igual que lo sufrimos. En fin, yo me alegro de haberlo tenido como amigo y así no haberlo conocido con otro tipo de intenciones... pobres de ellas.

    Besitos Pandoritaaaaaa

    ResponderEliminar
  3. Leyendas de pasión no pasó por ser una de las mejores pelis que he visto, es más, no la considero ni tan siquiera buena. Lo de hacer algo...redes sociales..hacer otra cosa....redes sociales si que me ha hecho reir.
    Por cierto, dicen que los cómplices incluso llegan a tener las mismas intuiciones en los mismos momentos....asi que cuidado con eso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Jamás un clavo saca otro clavo, pero sí es cierto que cuando una puerta se cierra, del portazo se abre una ventana.
    Saludos y sigue mejorando ese pie.

    ResponderEliminar
  5. Acaso no hay mayor complicidad que te laven los calzoncillos?

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.