viernes, 25 de octubre de 2013

No sabéis estar solos

Anónimo:
Hace tiempo que no escribía, pero no he podido evitarlo porque esta entrada es otra más de las puyas que tenemos que aguantar a las tías. Pandora sabe mi historia, pero la comparto con vosotros sin problemas. Yo tengo 40 años, casado desde los 29 años por amor, cinco hijos, tres empresas -a pesar de Montoro- y no le he puesto nunca los cuernos a mi mujer. Cuando retomas el contacto con una mujer que fue algo en tu vida, ella piensa que quieres meterte en su cama y no comprende que solo deseas saber de ella, ¿quién destila inmadurez?

Cuando estás harto de la vida que llevas no es por nada más que por decepción, porque te prometieron algo que no tienes y que ahora, en la cuarentena, es cuando nos hemos dado cuenta de ello. No queremos más compromisos, porque no queremos más mentiras. En cuanto sois madres, pasáis de todo menos de vosotras y creéis que lo sabéis todo. Queréis ser madres tradicionales con los beneficios que acarrea, pero sin los inconvenientes y, a la vez, deseáis ser mujeres liberadas que también tiene sus beneficios y sus inconvenientes. En fin, que la crisis es femenina y os estáis cargando la sociedad, vosotras veréis.

Yo conozco casos que en vez de comprarse una moto, ¡ha tenido que venderla por la pesadez de su mujer! y acabaron divorciándose, claro. Debéis respetar más a los hombres y quererlos de verdad, porque a este paso os van a abandonar hasta vuestros hijos y conozco varios casos. A algunos nos ha dado por pasar de las tías, da la igual la edad que tengan, y centrarnos en nuestras aficiones lúdicas, académicas o de otra clase. No veo yo a mi mujer con ganas de esforzarse en terminar su carrera o en comenzar su tesis, en cambio, yo sí que lo hago. Para terminar, que sepáis que esto es más viejo que el hilo negro y que nuestros padres preferían irse de vinos con sus amigos a estar media hora con su mujer, porque se aburrían, así de simple y de cierto, esto es, lo mismo que ahora nos sucede a nosotros. Yo me he gastado una pasta en velones rojos para que mi mujer se pire con otro, pero, de momento, no he conseguido nada.

Pandora, me has decepcionado.

Por cierto, hoy estoy en casa cuidando de mi hija pequeña que está enferma, porque ella ha sido incapaz de pedir un día. ¡¡¡Ya no cuidáis ni de los hijos!!! 



Pandora:

Sinceramente, creo que los matrimonios pasáis por baches como los pasamos en la soltería, en el trabajo o con la familia. Algunos buscan amantes que les proporcionen esas carencias que la esposa no les da; otros recurren a amistades, otros a aficiones para entretenerse hasta que volver a casa sea, otra vez, algo agradable. No creo que esa amiga tuya pensara que quisieras meterte en su cama; pero sí se percibe cuando un hombre intenta distraerse, desahogarse, desconectar o buscar alternativas a su monótona y, temporalmente, decepcionante vida conyugal. Es algo peculiar, para no decir extraño, que un hombre casado con familia busque y desee una amistad con una persona del sexo opuesto, independientemente de que no haya ninguna intención sexual en ello. La respuesta de ella no es inmadura, es coherente ante una demanda que, aunque tú no la percibas, no es muy natural y que no es más que una demanda de atención que tu mujer, después de ser mamá, ya no te da. A muchos hombres les pasa lo mismo: no soportáis la soledad, una soledad que afrontáis aún estando rodeados de hijos, esposa, suegros y compañía. 

Creo, francamente, que hay matrimonios que funcionan a pesar de los hijos. Los niños dan un nuevo papel a los protagonistas que además de marido y esposa, adquieren la función de papá y mamá y eso es algo que implica distanciamiento, un distanciamiento que se lleva mejor si siguen habiendo una serie de temas, objetivos, intereses y aficiones en común. Si a ella no le pone ilusión a la carrera como a ti te gustaría, pues quizás es que le interesan otras cosas o que, directamente, no le interese nada especial. Hay mujeres que son la mar de felices en casa, con los hijos, con las amigas, con la pelu y sin retos académicos o profesionales en su horizonte y no por eso dejan de ser mejores ni peores que las mamás que, por ejemplo, me encuentro en al universidad dando el pecho a sus bebés a medio examen de estadística: simplemente, son tipos de mujeres diferentes. Quizás tu mujer también piensa que serías más interesante como marido sin tantas empresas, tanto trabajo, tantos retos académicos, tantas aficiones y tantas aspiraciones en tu vida.

En el fondo te comprendo... a mi también me motiva tener a alguien al lado que, como tú, no se limite a pasar al vida, sino que la aproveche marcándose nuevos retos personales de vez en cuando: una tesis, un deporte, un idioma, una profesión.... Más que nada porqué eso da mucho juego a la interacción conyugal: nuevas conversaciones, nuevas actividades.... Con las amistades ocurre lo mismo cuando te das cuenta que tu bagaje académico y profesional te aleja mucho de esas amigas que han preferido invertir en su vida personal y con las que poco tienes de lo que hablar; quizás con veinte años no, pero con treinta esa amiga y yo nos hemos convertido en personas muy diferentes y ya no tenemos casi nada que compartir: yo no comprendo como  puede pasar toda la vida trabajando en el mismo sitio y sin coger un libro desde que salió del instituto y ella no puede entender como me gasto mis ahorros en estudios, idiomas o como soy capaz de ir a trabajar de gratis solo por el simple hecho de aprender un oficio nuevo. Puede que en un matrimonio pase lo mismo: cada uno evoluciona hacia una dirección y pasados cinco, diez o quince años, uno se da cuenta que ya poco queda para hacer en común. Poca gente lo tiene en cuenta pero la admiración también es una de las claves del amor: ya sea admiración porque tu mujer se ha sacado una carrera, como porque ha aprendido a cocinar cuando no tenía ni puñetera idea. No creo que te haya engañado, simplemente os habéis autorealizado en direcciones distintas: tú como empresario y ella como mamá, nada más. 




¡Por cierto! Hay un término medio entre el estar comprometido y comprometerse de nuevo: estar solo. 

Buen momento para recordar un mail que me mandaron hace un tiempo....


Fácil o difícil
Esa es la cuestión. Desde nuestra más tierna infancia nos han dicho que existen dos caminos y que si eliges el fácil solo tendrás problemas. Lo que no nos dijeron es el contenido de cada camino o cómo asignar, dicha etiqueta, a cada uno de ellos. ¿Es más fácil mentir que afrontar la verdad? Tomado en valor absoluto parece ser que sí, pero si entramos en los detalles nos damos cuenta de que no es tan sencillo. No es lo mismo que tú seas el actor o el receptor, por tanto, para uno será más fácil mentir si es él quien lo hace, pero no si es quién recibe el embuste. De la misma forma que el afrontar la verdad no se verá, sentirá y aceptará de igual manera si eres quién dicta o quién escribe el dictado. Como dicen en Canadá: ¿quieres saber la verdad o seguir siendo feliz?
En la vida existe una multitud de ejemplos: ¿es más fácil seguir soportando determinados comportamientos que afrontar el hecho de que no podemos continuar así? Aquí la respuesta mayoritaria será que no; es más difícil el aguantar que el romper, sin embargo, si introducimos diferentes calificativos (machistas, feministas, egoístas, altruistas, centralistas, independentistas, queseros, chamizos, etc., detrás de la palabra comportamientos seguramente nuestra respuesta mude. Esto sucede porque hemos cambiado el filtro con el que analizamos la información y lo que antes tenía un significado individual, ahora, al introducir el adjetivo, tiene un significado grupal, lo que, sin duda, condicionará nuestra respuesta. Por consiguiente, dependiendo de si eres el actor o el receptor y de si la información solo te afecta a ti o a todos con los que compartes una serie de valores, la antítesis fácil-difícil no es constante.

¿Por qué, entonces, nos atrevemos a juzgar la facilidad o la dificultad del camino elegido por otros? Una respuesta habitual es que nos hemos puesto en su papel. Esto es, que  hemos asumido su condición de actor o de receptor, que tenemos el mismo filtro individual y que pertenecemos al mismo grupo. En este punto es cuando se rompen muchas relaciones interpersonales (profesionales, amistosas, fraternales, parentales, maritales, etc.) porque es imposible que dos personas tengan el mismo filtro individual, ni siquiera los gemelos idénticos. Dicho filtro no es estable a lo largo de la vida y su formación, composición y función variará, considerablemente, durante nuestra existencia. Cuando pensamos que conocemos al otro hasta el punto de poder juzgar sus decisiones, como fáciles o difíciles, nos estamos equivocando y, a la vez, estaremos demostrando muy poca consideración hacia la otra persona. ¿Es más fácil dejar la adicción al alcohol, al juego o al trabajo que asumir tus miedos, tus fracasos o tus dudas? ¿Es más fácil dejar de engañar a tu familia que asumir tus equivocaciones, tus responsabilidades o tus debilidades? ¿Es más fácil dejar pasar el tiempo, pensando que todo se arreglará solo, que asumir tu desamor, tu decepción o tu deslealtad?









30 comentarios:

  1. Que sí que sabemos estar solos, de hecho lo estamos rodeados de gente, como tú bien has dicho.
    Pandora, buena entrada y me ha gustado tu reflexión última, sin carga feminazi.

    ResponderEliminar
  2. Me parece una gran reflexión que precisamente mucha gente se encuentra de repente después de años y años de convivencia con su pareja. De sopetón, el aburrimiento invade la relación y todo es monótono, pesado y a veces incluso se vive como negativo.

    Yo tuve la suerte de descubrir un discurso de un empresario hace ya un par de años y pienso luchar para que eso no me ocurra (porque se trata de luchar). Y es que Emili Duró tiene toda la razón: no estamos preparados evolutivamente para estar con una misma persona qué sé yo, 20, 30 o 40 años. Estábamos programados para morir a los 30 y pocos, ¿qué queréis? (creo que es a partir del minuto 28).

    Os dejo el link para que la veáis, http://www.youtube.com/watch?v=zK4sB_rWhF8
    es una conferencia con muchas verdades y muy ilusionante a la vez en otras áreas. :)

    Otro gran discurso (que ya compartí en este blog) es el de Ester Perel y su teoría sobre el deseo a largo plazo:
    http://www.ted.com/talks/esther_perel_the_secret_to_desire_in_a_long_term_relationship.html

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesantes los enlaces Inked girl. El segundo ya lo conocía pero el primero no, está muy bien y da que pensar :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Estimado Anónimo: vas a tener que aplicar Game (juego) a tu mujer para que sea ella la que vaya detrás de ti. No es posible ser totalmente abierto y predecible con una mujer, aplicarás cierta actitud y psicología con ella. Dame tu mail, Anónimo y te indicaré bibliografía al respecto. Es ciencia, funciona. ;)

    Pandorita: si de todo lo que ha contado Anónimo, concluyes que "no sabemos estar solos", es que no has entendido nada. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy Anónimo, aunque haya sido por el respeto de Pandora a mi anonimato. Fácil o difícil también es mío y Pandora lo ha colgado porque le ha parecido oportuno y yo encantado de que lo haga.

      Pandero partes de un error: yo ya no quiero nada con ella. He llegado a la conclusión de que esto ya no da más de sí, por tanto, me trae sin cuidado lo demás, es decir, que no pretendo volver ni siquiera deseo intentarlo. Esto no es una crisis, si no la constatación de un error.

      De todas formas, muchas gracias por tu ofrecimiento.

      Eliminar
    2. Entonces mucho ánimo y suerte en todo lo que está por venir. No tengo ninguna duda que tendrás a alguien, porque eres racional y tienes estabilidad (las mujeres no suelen tener mucha, ni financiera ni sobre todo emocional).
      Aún así, ojo con las mujeres, que como bien apuntas, hoy en día quieren todo: estabilidad emocional y financiera del hombre, pero también libertad (van listas jajaja).
      Pero que quede claro que el que pone las reglas eres tú. Mujeres, afortunadamente abundan. Y también las hay buenas (y guapas), sólo hay que mirar bien.
      Descarta cualquier atisbo de las que te quieran sólo por tu dinero.

      Un abrazo, campeón.

      Eliminar
    3. Muchas gracias, Pandero.

      La verdad es que estoy tan escaldado que la misoginia me acecha. Mis amigas, muchas de ellas casadas, incluso mi propia madre están también "infectadas", por tanto, lo mejor es que me dedique a mí. Luego dicen que los hombres somos egoístas, jajaja.

      Me hace gracia su patológica parcialidad, porque si las mismas quejas que he hecho yo las hubiera escrito una mujer, todas, ¡al alimón!, le respaldarían y le dirían que los tíos somos tal o cual, en fin, ya se caerán del pedestal.

      Yo creo que es un problema nacional, ya que mi experiencia con mujeres extranjeras no tiene nada que ver. ¡Esas sí que son mujeres!

      Otro abrazo para ti y ten por seguro que no podrán con nosotros.

      Feminazis, no gracias, hay que dejarlas crecer.

      Eliminar
  4. Das justo en el clavo Fernando: he estado varios años fuera de España y esa "infección" se acentúa muchísimo en la mujer española. De hecho en el extranjero nuestras mujeres tienen una fama bien merecida al respecto (no diré la palabra por respeto).

    Y sí: las mujeres extranjeras en ese sentido no tienen nada que ver. Incluso son más femeninas: observa un poco las mujeres que tenemos por aquí y verás cómo abundan los pantalones, botas, falta de maquillaje y sobre todo cierta hostilidad y brusquedad, tacos, falta de modales, etc. No son nada femeninas.
    Es como si en los últimos años hubieran cogido lo peor que tiene el hombre.

    Lo que tú llamas "patológica parcialidad" también me hace mucha gracia a mi, por ejemplo: es divertido ver cómo una mujer puede ser infiel y al final termina racionalizando que "si su chico hubiera estado más pendiente de ella, ella no habría sido infiel, por tanto es culpa de él" y similares. Se apoyan unas a otras, y con verdades a medias van construyendo su propia realidad, callando cosas que no les convienen. Es flipante! Pero como bien dices, al final se llevan una castaña.
    Por ejemplo, me he encontrado muchas chicas que en sus 20s fueron bastante liberadas, que ellas no saben (o se intuye) que tienen cierta "fama" en el mercado, y a sus 30s o 40s quieren "mimos" de un hombre y (ahora sí) algo más seguro, y claro, al final terminan rodeadas de gatos y apuntadas al Meetic.

    Respecto a la misoginia: yo no soy misógino ni machista, respeto mucho a las mujeres y las trato bien, simplemente hay que estar alerta porque muchas veces quieren manipularte y chantajearte, es innato en ellas.

    Feminazis fuera, claro que no podrán con nosotros, somos inteligentes y tenemos la sartén por el mango.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pandero, jajaja, me ha hecho mucha gracia tu texto y da gusto leerlo. Además, tu exposición y argumentos son fabulosos. ¿Aprenderan?

      Yo tampoco soy misógino, de ahí que haya escrito que me acecha, ni machista, de hecho conozco a muy pocos hombres que lo son. Ellas nos tildan así, pero ¿cómo califican, entonces, a sus padres?

      Yo estoy muy preocupado porque este "virus" no se propague. Creo que solo afecta a las feminazis, no a las mujeres. Conozco a chicas que no llegan a los 30 años que no son ni parecidas y comienzo a sospechar que todo se resume en una cosa: envejecimiento.

      El tiempo, juez incorruptible, pondrá a cada uno en su sitio.

      Eliminar
    2. Muchas feminazis aprenden pero cuando es demasiado tarde, cuando su belleza y fertilidad se ha desvanecido y ya no pueden aspirar a mucho. A alguna que no entienda el contexto de mis palabras le podría parecer superficial, pero los mecanismos de atracción que llevamos en los genes funcionan así.

      Lento o rápido, se está propagando por occidente. Y por supuesto, hay excepciones y no todas son así, de ahí que antes te haya dicho que también hay chicas buenas (con valores) y guapas, que sólo había que mirar bien. Doy fe de que haberlas haylas. ;)

      Y sí, muchas con la edad se van liberando.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Es muy interesante eso que comentáis de las mujeres españolas. Tengo varios amigos que después de muchos años de relación con mujeres de aquí, se han emparejado con extranjeras y a los dos días se han casado, han tenido hijos.... ¡y la mar de felices! ¿qué les darán?

      Eliminar
    4. Las preguntas correctas son ¿qué son?, ¿cómo se comportan con ellos? o ¿por qué los admiran, miman y quieren?

      Eliminar
  5. Veo que me he salido un poco del post por hablar con Anónimo (Fernando), así que me remitiré al post (seré breve):

    El buen Anónimo es un esposo que se casó por amor, fiel, buena persona, muy trabajador y manteniendo a una familia que incluye a 5 hijos (lo que prácticamente todas piden). La mujer le pone los cuernos.
    Titular de Pandora: "No sabéis estar solos".

    P.D.: De las otras chicas que han puesto comentarios, ni me molesto en decir algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy bastante convencida de que muchos hombres que no están felices en sus casas, no cortan la relación por el miedo a empezar de nuevo solos. Si Fernando hubiera conocido a alguien ya habría solucionado esa situación hace tiempo.

      Si no estás bien en casa pues lo solucionas ¿dónde está la dificultad?

      Eliminar
    2. Pandora estás obsesionada con el prejuicio sobre mí de que estoy como estoy porque no he encontrado a otra. ¡Qué no!, que yo no hago a los demás lo que no quiero que me hagan a mí. Yo estaré con otra persona, o no, cuando vuelva a ser libre, es decir, cuando todos mis hijos sean mayores de edad, y la peque tiene dos años.

      Que por suerte o por desgracia, yo nunca he pagado por un polvo y que ahora estoy centrado en mis hijos, mi trabajo y mi tesis, por este orden. Que una tía no entra en mis planes y de ahí no me mueve ni Bar Rafaeli, que la pobre no encuentra novio.

      Si estoy con alguien me entrego al cien por cien y si no puedo o no quiero pues no estoy con nadie, así de simple.

      Eliminar
  6. Las mujeres que trabajan fuera de casa no piden 5 hijos. Algunas no queremos ninguno pues el tiempo libre que nos queda lo queremos para nosotras.

    ResponderEliminar
  7. Fernando: te casate en gananciales y si os divorciais te va a desplumar?

    Pandora este post se ha ido un poco de las manos xD

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué va!, el dinero no tiene nada que ver. Aquí lo único que se plantea es el sentimiento, la mentira, la mediocridad y la inmadurez feminazis. De todas formas, ya veo que tú sí que albergas en tu interior "buenos" sentimientos y "buenas" intenciones.

    Betty, quedarte con lo que no es tuyo se llama robar.

    Pandora, este post centra el tiro, por tanto, todos somos libres para opinar, ¿no se trata de eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo encantada con el debate XDDDDDDDDDDDDDDDD

      Eliminar
  9. Lo que no acabáis de entender es que todo el proceso de ruptura tiene que ver con uno mismo, más que con la otra parte. Es decir, el afán por seguir siendo tú, por dejar de ser lo que has sido, por evitar complacer a otra persona debido a que el esfuerzo no ha servido para nada, en definitiva, por volver a ser tú.

    Cuando te paras a pensar y te das cuenta de que has dejado esto y lo otro, que tus planes los pospusiste por amor y que todo ello no ha valido la pena, te vas sin dejar rastro. Quieres que la pesadilla se difumine como si nunca la hubieras sentido.

    Es duro tener que afrontar que no te quieren, pero uno no puede dejar de ser amigo suyo, no puede contradecirse, así de simple.

    ResponderEliminar
  10. Además, la cuestión de fondo, ésa que no contáis a vuestras amigas, es que necesitáis la seguridad que os proporciona un hombre. En vuestro fuero interno sabéis que la queréis y, a pesar de todos los intentos por enmascararla, siempre acaba por salir a la luz. Es evidente que pensasteis que la independencia económica, o la tan manida como falsa expresión de "yo no necesito a ningún tío para ser feliz", no os ha resuelto la papeleta que vuestro interior os "grita".

    Y como diría el coronel (Jack Nicholson) en "Algunos hombres buenos": "Y no tengo ni el tiempo ni las más mínimas ganas de explicarme ante un hombre (mujer en este caso) que se levanta y se acuesta bajo la manta de la libertad que yo le proporciono y después cuestiona el modo en que la proporciono. Preferiría que solo dijeras gracias y siguieras tu camino".

    El amor, el respeto, la amistad, la verdad y la lealtad comienzan dentro de cada uno de nosotros y luego se trasladan a los demás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando yo te doy la razón; sé que hay mujeres que una vez tienen lo que quieren pues se olvidan de sus maridos. Hay mujeres que no buscan un marido, un compañero, un amigo, un amante.... hay mujeres que solo quieren un padre para sus hijos. También hay mujeres que necesitan esa seguridad del hombre, ya sea financiera, ya sea emocional referente al hecho de que alguien cuide de ellas. Asegurarse de eso es fácil, somos listas y sabemos atar a un hombre si es eso lo que queremos.

      Por otro lado no todas somos iguales, yo he tenido que aprender a vivir estando sola y a espabilarme por mi cuenta en muchos aspectos mientras amigas mías viven con una pareja que está a su lado todas las noches y las ayudan y acompañan en muchos aspectos. No estoy mal pero tampoco salto de alegría mudándome con 33 años a un piso compartido a la ciudad... preferiría mudarme en un pisito alquilado con un mozo del que estuviera enamorada. Es lo que hay. Si eso ayuda a que cuando tenga pareja no se me vaya la olla como a muchas... pues bienvenida sea la experiencia. Creo, resumiendo, que a muchas mujeres les falta humildad cuando enganchan a hombres bien situados económicamente.

      Saludos Fernando!

      Eliminar
    2. Pues aclárate, porque en muchas entradas tuyas lo único que haces es culpar a los hombres en general, de ahí mi primera intervención.

      Yo no creo que todas seáis así, ni muchísimo menos. Yo solo generalizo contra las feminazis y no contra las mujeres, que no es lo mismo. A una mujer la adoro, a una feminazi la destierro de mi vida.

      Sois vosotras, las mujeres, quiénes tenéis que desterrar a las feminazis de entre vosotras, porque os habéis callado ante la feminazi del grupo, la habéis reído la gracia y ha llegado a un punto en que, desde fuera, parecía que todas pensabais igual. Por tanto, es un problema entre mujeres y cuando lo resolváis nos volvéis a llamar, pero no nos mezcléis con esa chusma que solo quiere amargaros la existencia. Y sabéis a quiénes me refiero, a qué tipo de ser señalo.

      Feminazis, no gracias.

      Eliminar
  11. Al autor de la carta, tengo dudas, eso quiere decir que cuando te enamoraste de ella, realmente no la conocías? No sabías que no tenía aspiraciones o metas o deseos(aparte de un marido e hijos), recuerda que te enamoraste de ella, la amabas, a que se debió el cambio de ella? el tuyo? fueron los hijos o tal vez no la "viste bien" y realmente ella era así, una mujer buscando lo que le dijeron que debería tener y con solo esa meta. Si tu eres de metas, de aspiraciones, porque te planteas quedarte con tu esposa hasta que tus hijos sean mayores? Porque no plantearse el divorcio si ya no la quieres? Hay parejas que se divorcian y el padre se queda con la custodia, si ella fue infiel, podrías quedarte con los niños. Eso de que pongan a los hijos como pretexto para no divorciarse, me suena a eso: pretexto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver: yo creo que el amor consiste en crecer juntos, es decir, que uno u otro pueden, en determinados momentos, tener ritmos diferentes y como se aman, se alientan, se esperan, se aceleran, en fin, intentan ir al mismo ritmo. La decepción te asola cuando te das cuenta de que tu ritmo no le importa lo más mínimo, que ella ya no juega en esa liga, por tanto, da igual lo que hagas porque ya no hay amor.

      Ella no sabía quién era hasta que fue madre y creo que es tan grande el amor que siente por nuestros hijos que ya no necesita quererme a mí.

      ¿Ella me ha sido infiel? Creo que no. Ha sido desleal.¡Ojalá hubiera sido por otro!, así no estaría pensando en qué fallé, dónde no estuve, por qué no es feliz. El problema es mayor cuando no tienes datos objetivos, cuando todo depende de un desgaste que no sabes muy bien cómo afrontar.

      Sobre el divorcio he escrito más arriba lo que pasa, pero en resumidas cuentas: paso de ser el malo de la película. Los niños no son ningún pretexto, solo que la responsabilidad te lleva a pensar si harías a alguien lo que no quieres que te hagan a ti. Ellos no tienen nada que ver, ¿por qué tienen que pagar por ello?

      Eliminar
    2. Fernando, quizás suene a tópico pero seguramente es mejor separados que mal avenidos. Los críos acaban notando los roces entre tu y tu mujer, aunque intenteis que pasen desapercibidos.
      Yo apuesto por la separación, aunque eso si, llevarla bien y de forma sana. Si tu no sabes como hacerlo hay psicólogos que te ayudarían a ti y a tus peques a llevarlo mejor y sin traumas.

      Eliminar
  12. Gracias Inked girl, yo soy psicólogo.

    Yo se lo he propuesto muchas veces y ella se niega, así que la pelota está en su tejado y no seré yo quien desate la guerra para que me acuse de golpista.

    Llevamos un tiempo que no nos dirigimos la palabra ni la mirada y cada uno hace su vida.

    Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mia, qué situación tan espinosa...
      Mi pregunta es: ¿vivir así es vivir? Cada uno debemos hacer lo que creamos conveniente en el momento oportuno, pero Fernando... no creo que el miedo a futuras represalias tenga que privarte de ser feliz.
      Aunque con lo que cuentas, es mejor que te respaldes en el consejo de un buen abogado... mucha fuerza amigo!

      Eliminar
  13. Cito: "Respecto a la misoginia: yo no soy misógino ni machista, respeto mucho a las mujeres y las trato bien, simplemente hay que estar alerta porque muchas veces quieren manipularte y chantajearte, es innato en ellas." Que se dé por aludido uno de los machistas que han comentado. No, no, no es ni misógino ni machista decir que es innato en las mujeres que os queramos manipular y chantajear.
    Y ni hablemos de los comentarios de lo que considera ser "femenina". Atención: "observa un poco las mujeres que tenemos por aquí y verás cómo abundan los pantalones, botas, falta de maquillaje y sobre todo cierta hostilidad y brusquedad, tacos, falta de modales, etc". Ahí es verdad que no es ni machismo ni misoginia sino sexismo puro y duro. Querido machista, sexista: de acuerdo, te has encontrado con casos que te han molestado, sigue adelante, ve a un psicólogo, revisa qué cosas tienes en la cabeza y elegirás mejor la próxima vez. En lugar de echar la culpa a las mujeres y a las "feminazis". ¿Y cómo llamas a los tíos que escriben cosas como, cito: "No tengo ninguna duda que tendrás a alguien, porque eres racional y tienes estabilidad (las mujeres no suelen tener mucha, ni financiera ni sobre todo emocional).
    Aún así, ojo con las mujeres, que como bien apuntas, hoy en día quieren todo: estabilidad emocional y financiera del hombre, pero también libertad (van listas jajaja).".
    Si esto no a las mujeres que lo lean no les entra un cabreo del quince o no se parten la caja con los comentarios de este personaje, no sé qué les puede afectar.
    Me parto la caja con este troll.

    Fernando, mira, todos a esta edad hemos pasado por etapas super chungas. Yo también he vivido mis experiencias, te aseguro que también tendría para decir: "los hombres una vez que..." como has hecho tú con lo de las mujeres y tener hijos pero sería generalizar y usar mi experiencia para juzgar a todos los hombres como haces tú, aunque luego te hayas arrepentido y te hayas echado para atrás diciendo que se lo decías sólo a las "feminazis" (y te diría que si eres psicólogo vayas a otro y revises cosas como usar ese término, me parece muy fuerte relacionar a los nazis con las mujeres que, al final, si miras a tu alrededor, estamos educadas y programadas para cuidar a los demás, sean hijos, padres, marido, amigos, etc). En fin, que todos hemos pasado situaciones muy chungas y lo que tenemos que hacer es aprender de la situación, de las elecciones equivocadas que hemos hecho y conocernos a nosotros y tratar de ver la realidad para evitar cometer errores así. Imagínate lo que pasan las mujeres maltratadas, por ejemplo. Son situaciones muy complicadas y que te rompen el corazón y somos muchos a los que nos lo han roto, no eres el único, y que nos han traicionado cruelmente.
    Lo que pasa es que este tipo de blogs son sólo para leer un rato, divertirse y no darle más importante ¿entiendes? Son sólo tonterías y, claro, es muy absurdo que escribas esa carta, que ya de por sí es bastante criticable, y te lo pongan como: "no sabéis estar solos" pero es que lo mejor es directamente no escribir la carta.

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.