sábado, 20 de diciembre de 2014

El poder del aburrimiento

A mis treinta y tantos me atrevo a asegurar que las burradas, disparates, bobadas, estupideces, torpezas, sandeces, despropósitos y meteduras de pata más grandes las he cometido siempre en momentos que compartían un mismo denominador común: el aburrimiento. 
Estás en la playa, te despiertas de la siesta, los anuncios de la peli del sábado noche, un domingo de lluvia y ¡zas! qué sola estoy, cómo me aburro, abro una caja de galletas y...¡voy a escribir un whatsapp! y así es como se cometen las gilipolleces más grandes: una cita que ni te va ni te viene, un diálogo surrealista con un tío que tampoco te acaba de gustar, un mensaje al que te molaría que te contestara y que no te contesta.... En el caso más maléfico escribes a ese chico que estaba loco por ti, y dejaste hecho polvo con la excusa de ser amigos, y de paso charlar un rato ahora que no tienes nada mejor que hacer en plan Transformer del perro del hortelano (leí el concepto por ahí y me encantó). En el caso más autodestructivo eres capaz incluso de mandarle un mensaje a tu ex para pegarte un buen banquete de recalentado esa tarde aburrida de domingo. 

martes, 9 de diciembre de 2014

Tener pareja está sobrevalorado

Supongo que hay momentos en la vida en los que no buscas nada pero sí que estás más... flojilla ¿no? momentos en los que esa mezcla de atontamiento, pasotismo y agotamiento emocional te lleva a estar más receptiva a al hora de creer en la magia de los encuentros fortuitos, en el destino y en los cuentos de príncipes y de princesas.... basta que ocurra algo "fuera de lo normal" y zas: de cabeza. 

Le conocí en el tren, íbamos en el mismo vagón y nos esperaba poco más de una hora de trayecto. 

Todo fue muy rápido: conectamos desde el primer minuto y no dudamos en intercambiar nuestro número de teléfono antes de despedirnos. Los siguientes días el contacto constante por whatsapp ya era inevitable. La verdad era que aquel chico resultaba ser todo lo que una chica podía desear: era guapo, interesante, trabajador, educado y estaba por mi... Todo resultaba fácil, natural, romántico y fantástico, era como si el destino me lo hubiera puesto "allí" para mí y que lo encontrara de una forma totalmente casual en un sitio tan extraño como preciso, aquel día concreto en el que decidí hacer algo que estaba a años luz de mi rutina y alejado de todo lo que me pudiera recordar a la palabra "novio" o derivados. Sin embargo allí estaba Él, apareciendo en mi vida en un momento en el que ya me daba igual estar o no estar, encontrar o no encontrar, olvidar o no olvidar, empezar o terminar; y así fue como empecé a vivir mi propia peli pastel made in USA a base de mensajes, llamadas, visitas sorpresa, cenas en sitios espectaculares y todo tipo de atenciones. Pronto quedaron atrás las discusiones con los hombres que habían pasado por mi vida, los rollos raros, lo de tratar de justificar si él se ha comportado así o asá.... de modo que mi perspectiva sobre muchas cosas empezó a cambiar o, simplemente, a desaparecer. Todo ocurría en sintonía y era fácil, demasiado quizás. Entonces me pregunté si era así como ocurrían las cosas entre esas personas que se conocían y en menos de un año se casaban y tenían hijos... algo bastante usual a partir de los treinta. Parece que no haya término medio a estas alturas. ¿Me ocurriría lo mismo a mi?

viernes, 21 de noviembre de 2014

Momentos en los que tienes que irte

Chico invita a chica, o sea a mi, a ver una peli. Me recoge en casa y una vez en el cine, cuando llegamos a la taquilla y delante de la señora que vende las entradas, el muy cretino va y me dice....
- Pagas tú ¿verdad?
En este momento pensé tía, con qué tipo de personas te relacionas.
-¿Perdona? me has invitado tú al cine. Yo no pienso pagar.
- Va no seas así....
- Ya nos podemos ir a casa. Yo no pienso pagar tu entrada.
Al final vimos la peli, pero en aquel momento era un momento de esos en lo que hubiera sido mejor irse.

En otra ocasión y en una segunda cita con otro tipo, mi acompañante me asaltó con un:
-¿Quieres tener hijos?
-Bueno, no sé... no es algo que me preocupe especialmente. 
-Yo sí, muchos, me encantan....por lo menos quisiera tener tres.
Entonces me vi a mi misma dándole hijos en plan industrial a este chico... que estaba súperbien que quisiera familia numerosa, pero estaba claro que yo no era la persona. En aquel momento decidí que debía irme lo antes posible. 

sábado, 1 de noviembre de 2014

Me gustaría que...

Sin duda, la lucha más dura que existe para el ser humano es la que le toca librar consigo mismo: la lucha entre lo que me gustaría que fuera y lo que es, la lucha entre lo que deseo y lo que consigo, la lucha entre las expectativas....y la realidad.

En los distintos ámbitos de nuestras vidas nos ponemos metas: un trabajo así, un hogar asá, aprender eso, hacer lo otro.... a partir de aquí uno va dando pequeños pasos, se propone pequeños retos; a veces las metas se consiguen, a veces nos quedamos a medio camino.... a veces nunca llegan. Sea como sea siempre elegimos, renunciamos o esperamos si eso nos sirve para llegar al "premio" o bien, incluso somos capaces de aceptar que aquello no es posible, que aquello no era lo que creíamos o que aquello no vale tanto la pena como en un principio pensábamos. Llegados a este punto, no queda más remedio que cambiar de objetivo y volver a empezar. A priori parece bastante fácil, sin embargo en el mundo de las relaciones personales, no lo es.

La tendencia humana es la de desear felicidad y renunciar a cualquier indicio que implique dolor, lógico.  En un noviazgo, los primeros meses suelen ser geniales pero es inevitable que al final acabe por aparecer el auténtico YO de cada uno, que llegue el momento de tomar decisiones... y es entonces cuando afloran las primeras discrepancias entre lo que parecía al principio y ahora no es; pues todos podemos cambiar de idea en un momento dado, todos podemos ser bastante guays al principio y dejar de serlo luego, todos podemos haber alucinado por alguien, pero por muy puras que hayan parecido las intenciones en los orígenes, siempre cabe la posibilidad de cambiar de opinión y es aquí donde empieza la gran guerra si no eres capaz de aplicar eso tan maravilloso llamado claridad mental, es decir, actuar según lo que es y no por lo que fue, parecía, podría haber sido o te gustaría que fuera.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Relaciones tóxicas

¿Te acuerdas de lo que es estar bien en pareja? ¿Te acuerdas de que cuando has estado bien con alguien y te has horrorizado al recordar la mierda que te has llegado a tragar en relaciones que no valían la pena? pues hazlo.

¿Te acuerdas de lo que es conocer a alguien y flipar en colores? ¿Te acuerdas de lo que es llamar y que te llamen, de que un mensaje se conteste más temprano que tarde y de que lleven a cenar? ¿Te acuerdas de cuando no tenías que medir las palabras o las muestras de afecto? ¿Te acuerdas de lo que es poder contar con alguien o poder explicarle desde una estupidez a la noticia más importante del mundo en cualquier momento y en cualquier lugar?

miércoles, 1 de octubre de 2014

Eres demasiado lista

Somos solteras y somos cojonudas. Supongo que el mismo estado civil nos lleva a conocernos entre nosotras y, sinceramente, me he relacionado con tías con las que me lo paso estupendamente. La verdad es que cuesta entender que chicas así estén libres; quizás porque ser así las lleva a estar libres.... Eso me hizo pensar que si entre nosotras sabemos reírnos y pasarlo bien sanamente, cuando estamos con un tío es imposible que no se contagie de esa misma locura transitoria nuestra. Ningún hombre puede negar que ha disfrutado con nosotras, pero siempre llega el Eres demasiado lista; menuda idiotez, sin embargo no fue el primero y me temo que no será el último que me lo diga. No solo me ha pasado a mi, nos ha pasado a muchas. Si estás leyendo eso y no te han soltado nunca un Eres demasiado para mí, tranquila que en dos días encuentras mozo. No digo que seas tonta, digo que cumples las expectativas de lo que un hombre espera de una compañera. No me mereces no es una excusa, es una certeza. 

Puedes fundir Google intentando saber qué buscan los hombres: chicas seguras, chicas que sepan lo quieren, chicas con hobbies, chicas independientes..... Mentira. Eso es lo políticamente correcto y una ración más de hipocresía social.

Un tía segura de si misma acojona: una tía que hace un mano a mano con la botella de vino en la cena, que se zampa un coulant de chocolate sin remordimiento alguno; una tía a quién ves por la mañana y sigue siendo la misma de anoche, una tía que se arregla en tiempo récord, que se deja ver sudada y llena de barro practicando deporte, una tía que siempre tiene de qué hablar y sobre qué opinar, que tiene retos propios y sabe siempre cómo ocupar su tiempo... da miedo. Una tía que no necesita... aquí está el problema . 

domingo, 28 de septiembre de 2014

El duelo de la felicidad invertida

En Psicología se habla mucho de las fases del duelo: negación, aceptación, retraimiento, bla, bla, bla. Nos sabemos el proceso de pe a pa pero... ¿podemos ser más concisos? sí please. 

Cuando tiene lugar la ruptura nos quedamos hechas polvo: lloramos, nos cuesta dormir, nos enganchamos a alguna canción ñoña y pensamos, pensamos... sobretodo pensamos. Ignoramos las redes sociales y somos monotema con las amigas, la familia, el perro y hasta el gato; supongo que por eso la peña llega incluso a tomar distancia de nosotras por ¡plastas!. Los tíos no, después de la ruptura y para digerir el marrón, pues corazón también tienen, utilizan sus propios métodos: ellos salen, salen y salen compulsivamente. Se dejan barba de cabroncete encantador de dos días y se depilan la espalda. Se compran ropa nueva, empiezan a practicar deporte a saco o se iluminan metiéndose a DJ o a profesor de spinning. Se convierten en los más cachondos de la fiestas y vacilan a todas las cangrejitas; una tras otra, hasta que, encandiladas por esa sobredosis de felicidad y autoestima tan típica del recién soltero, una termina en la cama. En esta fase, mientras Tú estás en el sofá de casa consumiendo Kleenex a manta, Él está en plan macho ibérico desbocado dispuesto a romperlo todo y a romperlas a todas. En otras palabras, la chica totalmente out y el totalmente on fire. 

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Por un cortejo digno

La verdad es que en la soltería quién se aburre es porque quiere. Hace unos días, de cañas con una friend, se unió a nosotras un conocido suyo. El tío era majo, majo de esos que además tienen unos ojazos  impresionantes y claro, si a esa persona la has visto antes, es fácil que te acuerdes... y yo me acordaba ¡con lo que me cuesta acordarme de las jetas! Total, que el tío era mi Dj de la infancia, el DJ que había pinchado en mis discotecas favoritas cuando yo salía religiosamente cada finde, hace por lo menos unos mil años. Llegamos a varias conclusiones sobre la generación de los 80... resumiendo: nos hacemos unas pajas mentales de campeonato pero al final resulta distraído ver como se comporta la gente en las relaciones: los rols, los problemas, los perfiles, la fecha de caducidad... cambian los protagonistas pero parece que todo se repita una y otra vez. 

Conocer a personas con quién "discutir" es emocionante, igual que es emocionante ver como el azar te echa un empujoncito de vez en cuando y aporta cosas nuevas; en una de esas situaciones nuevas descubrí algo: ¡quería que me cortejaran como Diós manda, c...! 

jueves, 11 de septiembre de 2014

Cosas que sabes a partir de los 30 si eres soltera

Ya que se han puesto de moda las listas bloggeras.... ¡vamos allá! 
Lo similar atrae a lo similar y está claro que estamos todas cortadas con mismo patrón y es que tenemos una facilidad casi sobrenatural para atraer al mismo tipo de imbéciles (cariñosamente hablando). Cotillear entre nosotras garantiza experimentar un déjà vu tan constante como intenso; puede que eso sea lo único que es capaz de ofrecer el mercado masculino a partir de los treinta... caca de la vaca. Sea como sea, todas conservamos este aire encantador de adolescente: seguimos siendo coquetas, zampamos pero nos cuidamos, somos pijillas y todoterrenos a la vez, no le hacemos un feo a un hotel de 5 estrellas pero disfrutamos buscando setas también... Todas tenemos nuestras historias para no dormir, pero cuando nos juntamos acabamos siempre comprobando que nuestro ego sigue intacto, que el karma está incordiando y que tontas lo somos un rato. Estamos quemadas, pero cuando aparece un nuevo candidato a convertirse en un idiota impresentable para odiar en un futuro no muy lejano... nos ilusionamos siempre igual y lo vivimos a tope. 

Somos mujeres que sabemos cosas: porque hemos leído, escuchado, vivido y compartido. El mismo hecho de haber estado solas durante bastante tiempo y de vivir varios romances, nos ha curtido positivamente y somos tooooodo lo que se debe ser cuando lees un decálogo de esos que corren por internet en plan 10 cosas que enamoran a un hombre, claves para atraer a a un hombre, los 10 rasgos que buscan los hombres en una mujer... pues bueno, nosotras de 10 cumplimos 15: tenemos hobbies, tenemos nuestra independencia, somos dulces, somos directas... el sentido del humor ¡nos sobra! tampoco acosamos a nadie y estamos hartas de querernos a nosotras mismas y de autorealizarnos. Sin embargo al final algo sucede: un amalgama de circunstancias y sentimientos tuyos, suyos, del perro o del gato que acaban por joderlo todo, pero de mientras... siempre aprendemos algo y con treinta y tantos:

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Ellos están de vuelta


-Pues salgo con una chica de 44 con hijos...

-¡¿Y vive a tres horas de aquí?! No llegaréis a Navidad.


-¡Venga ya!


-Lo que yo te diga... Tú no tienes hijos, eres libre y tienes cientos de cosas para vivir. Te esperan todavía un montón de "primeras veces". Mientras tú te mueres de ilusión para alquilar un piso cutre de 60 metros en pareja, para dormir en compañía todos los días, para montar juntos el árbol de Navidad, algo que siempre has detestado pero que ahora te encantaría hacer... 

jueves, 4 de septiembre de 2014

Hora de bajar la basura

La verdad es que estamos un poco saturados todos de desamor: engaños, decepciones, traiciones.... ¡oye! hay parejas felices,  hay tíos fieles, hay mujeres que no son superficiales, existe el sexo con amor... a veces eso se consigue y se queda, otras veces no.... lo que está claro es que si tuviera sexo cósmico a mano, no estaría escribiendo el p... blog. Sea como sea vamos a intentar todos a hacer un poco las paces con el pasado, a abrir nuevos caminos a ver si nos dejamos de tanta cháchara y practicamos más los momentazos. No hace falta que sean de amor, con que sean de felicidad está bien. 

Cuando pasamos por un momento chungo resulta típico el consejo de mantente ocupado, distráete, no te quedes en casa....esos no son ni serán nunca malos consejos, pero como todo.... siempre en su justa medida. 

Alguien me dijo una vez que la vida te la dan, no te la regalan... por lo tanto hay un precio que pagar y supongo que eso explica que vivir no sea precisamente un camino de rosas: las pérdidas, sean de la naturaleza que sean, son inevitables y es algo que tenemos que superar. El problema aparece cuando, en lugar de afrontar, decidimos sortear. 

martes, 2 de septiembre de 2014

Soltera a los 29 y soltera a los 31



Ánimo que solo es Martes :p




Momento estelar:

Chica de 29: Cuando Dios cierra una puerta ¿ves? se abre una ventana

Chica de 31 responde: Te das cuenta de que es una apertura más pequeña, ¿verdad? Antes podías salir por la puerta principal y ahora tienes que salir alguna ventana entreabierta en alguna parte....


¡Nohasefaltadesirnadamás! Qué chulitas éramos todas con 29 y ahora....

viernes, 29 de agosto de 2014

My way


No os podéis perder este post. De lo mejorcito que he leído últimamente en la red referente a todos esos de treinta y tantos quienes vivimos rollo clásico de Sinatra "My way". Que vale, que no tenemos a un pipiolo a quien besuquear y en ocasiones es jodido, pero no siempre. Es importante respetar y que te respeten, querer y que te quieran, confiar y que confien.... si eso no tiene lugar mejor nos quedamos como estamos, es decir: solteros. Llegados a este punto ¿qué hacer?

Voy a autoevaluarme a ver qué tal me va:

miércoles, 27 de agosto de 2014

El amor mueve el mundo



Fue entonces cuando descubrí que no es fácil de saber por qué se deja querer a otra persona. No es sencillo explicar por qué un buen día una se desenamora, por qué cuando llega el reencuentro se es incapaz de volver a sentir aquel afecto, aquel amor. No es fácil analizar por qué no se percibe la personalidad del otro tan intensamente como antes, no se encuentra su voz tan cálida, no se siente el impulso de abrazarle o de besarle, no se experimenta ese sentimiento que parecía inextinguible. (Penélope Parker)


Bueno, no estoy muy de acuerdo con eso... creo que la mayoría de veces una sabe distinguir cuando algo es "complicado", de cuando algo se romple en plan "ya no hay vuelta atrás". Aquel momento en el que sucede algo y te das cuenta que la magia se ha ido y que, a menos que te hagan una lobotomía, aquello no lo arregla ni.... En fin,  llegados a este  punto no sé qué es más doloroso: si el adiós en sí o darse cuenta de que tu percepción respecto al otro ha cambiado por completo: el contacto corporal es nulo, las ganas de escucharle son pocas y menos son las de besarle.... su presencia llega incluso a molestar. Es tan sorprendente como cierto. Entonces estás una temporada de resaca emocional, remontas  -la verdad es que las rupturas sirven para sacar lo mejor de uno mismo- decides que no tienes por qué volver a liarte, emocionarte y a frustrarte, hasta que aparece otro y ¡zas! vuelves a tener cosquillitas en el estómago y cosas por el estilo propias del jolgorio amoroso que implica el "me gusta un tío". Del mismo modo que te desenamoras sin saber cómo, también te enredas  sin que nada lógico lo pueda explicar.... es inevitable. 

martes, 29 de julio de 2014

Somos así de tontas

Creo que nos enseñaron mal.... ¡muy mal! A todas nosotras nos han empapado de historietas rosas en plan: hay que luchar, hay que ser paciente, hay que demostrar, hay que sacrificar.... Es una lástima que hasta los treinta y tantos no te empieces a enterar de la película y a pasar un poco de todo. Sin embargo eso también tiene sus efectos secundarios: por lo visto, si lloras, insistes, persigues y te obsesionas, además de suicidarte psicológicamente, les asustas. Hace poco una chica despechada publicó en Facebook todas las conversaciones de "su" chico quien, al parecer, había conocido a otra. La muy bruja nos hizo solicitud de amistad a todos los amigos de él, y a los amigos de los amigos... al entrar al perfil de la tipa -quien presuntamente quería ser tu amiga- te encontrabas con todo el pastel: pantallazos y pantallazos de diálogos íntimos entre ellos dos... Hay mucha loca suelta pero eso es también a lo que te expones dando cuerda por las redes sociales a la peña. Ríete de Psicosis... en momentos así me doy cuenta de que soy una tía bastante normal, y eso siempre está bien. 

Así que por un lado, si vas a fondo para recuperar en plan numeritos, lloros y suplicas.... no haces más que alejarle; si por el contrario el individuo te dice "ahí te quedas maja" y tú con tus treinta y hasta los cataplines de la gilipollez masculina, vas y le contestas "ok", pues eso... ¡que no se van! Llegados a este punto te das cuenta de que existe algo peor que el lo hemos dejado.... más cansino que eso está el ni contigo ni sin ti o el posicionamiento en plan el perro del hortelano, que ni come ni deja comer. De modo que a las semanas empiezan los "me gusta" en Facebook, los whatsapp excesivamente cariñosos, la indiferencia total, la vuelta a las palabras bonitas, te dicen que le han visto con otra, te dice que eres especial... y de mientras tú vas encajando una de cal y otra de arena sin saber qué pensar, sin saber si te tiras por la ventana o tienes que empezar a festejar el arrepentimiento de tu ex... pero de ningún modo eres capaz de mandarlo a la m....

viernes, 18 de julio de 2014

Después del "tenemos que hablar" Contacto 0

Me ha encantado la forma en que Nacho López ha sintetizado la retahíla de pensamientos y emociones que estallan después de un "Tenemos que hablar":

Es el Santo Grial de las frases, la llave del conocimiento; de pronto, en un segundo, sabes que tu pareja ya no te quiere, sabes que te quedas solo, al instante sabes que toda tu vida va a cambiar. Muchos proyectos de futuro se van a tomar por el culo y de repente tienes clara la fecha de la tercera guerra mundial.

Cuando una relación se deja, pues eso.... se deja lo cual significa que a partir de ahora, uno o una debe ser CONSECUENTE y por lo tanto toca aplicar el famoso Contacto 0. Dejar de comunicarse es fácil y difícil a la vez: la rutina pesa, la costumbre también, pero con un poco de claridad mental y con solo preguntarse algo como ¿y qué le vas a decir? ¿quieres volver a lo que tenías? ¿serías capaz de volver a confiar en él?  puedes inhibir fácilmente el deseo de hacer una tontería. Sin embargo en ocasiones sí tienes que decir, o sí te gustaría hablar algunas cosas... a veces el mismo que decide cortar la relación lo tiene claro, a veces y después de haber cortado no tanto... a veces la parte más afectada pasa a tener clarísimo que se ha terminado, a veces sigue esperando que ocurra algo... Sea como sea el daño ya está hecho y te siente mal, te siente bien, te haga dudar, te libere o te haga llorar... el protocolo es siempre el mismo: después del "tenemos que hablar", Contacto 0 y a partir de aquí que empiece la tercera guerra mundial. 

viernes, 4 de julio de 2014

No era para ti y quizás ninguno lo sea

Estar allí con Katherine era algo extraño. Las relaciones humanas eran extrañas. Quiero decir que pasabas un buen tiempo con una persona, comiendo, durmiendo y viviendo con ella, amándola, hablando con ella, yendo a los sitios juntos y, de repente todo cesaba. Luego había un corto período de tiempo durante el cual no estabas con nadie, pero entonces otra mujer aparecía y tú comías con ella y jodías con ella y todo parecía tan normal como si hubieses estado esperando que llegara y ella hubiese estado esperándote a ti. A mí nunca me parecía bien estar solo, algunas veces no me sentía mal, pero nunca me parecía bien.

Charles Bukowski 

Durante mi vida he conocido a muchos... Falos: de algunos me he enamorado, de otros solo me he encariñado; con algunos había fuegos artificiales, con otros he sentido mucha paz.... sea como sea la cosa no funcionó: con algunos el amor se fue, con otros ni llegó. Quizás no todo el mundo tiene la habilidad para gestionar eso del amor o es incapaz de encajar en las expectativas amorosas de los hombres o mujeres actuales; quizás no todos sabemos escoger a la persona adecuada o simplemente el azar nos ha traído a personas que hubieran sido acertadas en otras circunstancias: a veces han llegado demasiado tarde, a veces demasiado pronto.... ¡quién sabe! 

Cuando terminas una relación siempre acabas por escuchar el mismo sermón: No era él, No era para ti, Ya te llegará, El día que menos lo esperes le encontrarás.... Eso de que no era él es una obviedad y no ayuda,  pero el Ya te llegará  lo considero una sentencia altamente absurda ¿en algún sitio está escrito que eso tenga que suceder? 

miércoles, 18 de junio de 2014

Lo que he aprendido

Veintinueve, veintinueve añitos tenía cuando empecé a escribir ese blog. Para entonces tenía un trabajo estable, ocupaba una posición con responsabilidad, tenía un sueldo generoso, independencia económica... aunque también gozaba de unos gastos que superaban en un 20% mis ingresos.... mi dedicación laboral y académica también superaban en un 20% mi tiempo disponible, así que no me quedó más remedio que dar un giro a mi vida... empezando por despedir a mi novio, quien por cierto se ha casado hace poco :S. En 2010, pobrecita de mi, creía que buenos chicos como mi ex los había a patadas, que de empresas serias como en la que trabajaba también las había a patadas, pero ansiosa de conocer a gente y profesiones nuevas, decidí dejarlo todo y empezar desde cero. 
Cuatro años después y superadas tropecientas mil peripecias económicas, académicas, laborales y sentimentales, puedo decir que la cosa me ha ido bastante bien. Eso es lo que he hecho y aprendido:

-Que en las entrevistas de trabajo ya no es necesario preguntar por el sueldo: o te interesa el curro o lo dejas para el siguiente candidato. Y da gracias a Dios si te aseguran....

sábado, 26 de abril de 2014

¿Dependencia o metedura de pata emocional?

En el noventa y cinco llevar unos Levi's era lo más; en el dos mil volvieron los pantalones de tiro bajo; en el dos mil cinco... no me acuerdo que estaba de moda el dos mil cinco; en el dos mil diez volvieron a la moda los pantalones pitillo -(un crimen para las culonas) y en dos mil catorce creo que todo el mundo viste lo que me puedo permitir o lo que le da la real gana, lo que sí parece llevarse es eso de jugar a Psicólogos y utilizar el concepto del momento para hacerte el interesante con un eres dependiente emocional.

En plena era de los manuales diagnósticos de trastornos mentales como el DSM, está claro que eso de poner etiquetas está de moda: que si ese es bipolar, que si la otra depresiva, que fulanita es hipocondríaca, que la vecina tiene un trastorno obsesivo compulsivo... ahora resulta que todo el mundo es Psicólogo y que todo el mundo que sufre tiene, por fuerza, una tara mental. En primer lugar, ni todo el mundo sabe de Psicología (ni tan si quiera los titulados), y en segundo lugar todos tenemos alguna tara y sería anormal no tenerla y es que la perfección no existe, y menos la humana. Con eso quiero decir que hay que andar con ojo cuando a la hora de hacer esos diagnósticos caseros que tanto nos gustan: que si eres dependiente, que no sabes estar sol@.... ya que tales comentarios, además de ser altamente estúpidos, pueden resultar peligrosamente dañinos dado que el receptor, quién puede estar en momentos bajos, puede acabar por creérselos. En el mundo de las tecnologías de comunicación e información, resulta muy tentador entrar en internet y caer en el error de jugar a terapeutas y hacer comentarios desafortunados que lo único que consiguen es que el "etiquetado" acabe comportándose como tal.

domingo, 6 de abril de 2014

Es cutre

En toda conversación entre chicas, siempre hay unos minutos para poner a algún tío de vuelta y media; ese día tocaba hablar de la extraña sensación que deja romper el vínculo con alguien y, aludiendo a la excelente conclusión de una tercera amiga respecto al tema, no se podría definir mejor: compartes cama con una persona y un día te lo cruzas con el coche y no sabes si saludarle o no... es cutre. 

lunes, 24 de marzo de 2014

Pura Vanidad

Un día leí en un blog que sigo de forma habitual, que lo de ser capullo en un momento u otro es algo que viene incluido en el carnet de tío. En la versión femenina, que para nosotras también hay, diría que lo de ser vanidosa en un momento u otro, es algo que viene incluido en el carnet de tía. 

Seamos sinceras, a todas nos encanta sentirnos admiradas, nos encanta sentirnos aduladas, ser el centro de atención en un momento dado, que nos piropeen sutilmente y que estén pendientes de nosotras. Creo que muchas veces, aunque seas tú quién corte la relación, aunque tengas claro que no quieres seguir con esa persona, aunque ya no te sientas atraída por ese chico y no quieras nada con él... siempre aparece ese punto de malicioso egoísmo cuando te enteras de que está con otra. En cierto modo joroba ser consciente de que has dejado de ser el centro de atención de él y que ese lugar lo ocupa otra: pura vanidad. 

Yo he tragado algunas ex pero he sido ex también y, ejerciendo mi papel, supongo que otras han tragado conmigo cuando he dado por saco, pues es algo que inevitablemente incluye el título de predecesora; y es que a pesar de tener un interés cero por el individuo en cuestión, perder el título de "princesa" siempre es algo que toca las narices.

lunes, 17 de marzo de 2014

La marcha de los temas pendientes

Ir en bici está de moda y si vives en un lugar donde el acceso a la naturaleza es relativamente fácil, la Btt es una buena inversión. En su día ya hablé de lo curioso y ventajoso que resultaba eso de ir por el monte en bici: 8 meses después parece que, al menos en mi pueblo, ese deporte se ha feminizado bastante y la cosa ha llegado hasta el punto de organizar una salida popular en Btt solo para mujeres. Por lo que veo y a medida que se acerca la fecha, el evento crea más y más expectación. 

Mi primera y única experiencia en marcha en Btt fue en Diciembre: era mayoritáriamente de tíos, estábamos a dos grados negativos, salíamos a las ocho de la mañana y yo, que  por aquella época estaba de subidón, solo había dormido tres horas. Pero al equipo no se le abandona ni me abandonó él a mi, de manera que cuando llegué ya me estaban reclamando por megafonía, algo que me ayudó mucho para distinguir a mis compis entre tropecientos tíos vestidos con mallas. A pesar de que la ruta era chunga y que yo llevaba una resaca del copón, el recorrido fue superado con éxito y a la vuelta aguardaba un fantástico desayuno al sol.

Sin embargo una concisa y reducida combinación de bici + mujeres + pueblo....¿hasta qué punto es adecuado montar una salida de mujeres en bici a nivel... pueblerino?

lunes, 10 de marzo de 2014

Up in the air


El Domingo es un día para invertir en tres cosas: deporte, siesta y peli. Así que después de una mañana de riguroso entreno en Btt y de la siesta correspondiente; la tarde-noche la pasé mirando Divinity, canal que a parte de reconstruir casas y poner programas dramáticos de vestidos de novia, también echa alguna peli buena de vez en cuando. Aquel Domingo tocaba Up in the Air y Revolutionary Road. 
Amor sin escalas no es una película que rebose alegría pero sí interesante a la hora de reflexionar sobre las relaciones humanas, ya sean a nivel laboral como personal. Quedémonos con la parte más "romántica" de la peli, los RRHH los dejamos para los profesionales; en un momento de la peli surge un diálogo interesante entre una Ana (Natalie Keener) y Vera (Alex Goran), quienes hacen una reflexión de lo que a una mujer aspira a la veintena y de lo que acaba aspirando a la treintena en referencia a los hombres. Mientras que Ana, a quien la acaba de dejar el novio por sms, sigue soñando con un chico fuerte, guapo, licenciado, con una casa, un labrador y un Grand Cherokee aparcado en la puerta; Vera, con casi diez años más, responde lo siguiente ante a pregunta de Ana sobre lo que espera ella de un hombre:

sábado, 1 de marzo de 2014

Bloggeros y la chica de en medio

Creo que no hay nada más sexy que un tío que escriba bien... especialmente si habla de temas que nos interesan a las chicas.  

Lejos del interés que pueda tener por los zapatos de Sarah Jessica Parker, algo muy importante para mi hace cuatro años atrás y reemplazado por el intento en comprender porqué hay personas (en las que me incluyo) que en determinados momentos pueden resultar directamente idiotas, he dado con un jovencísimo blog (gracias a una blogger/seguidora) perteneciente a una revista de moda, cuya parte más interesante es la escrita por los actores Nacho López y Rodrigo Taramona. La foto motera en plan Macho Alfa de Nacho es total, la respuesta de Taramona cuando le preguntan su idea de político ejemplar es lo más. Un tío que escriba sobre relaciones humanas y que le mole Ned Stark... ¡orgásmico!

lunes, 24 de febrero de 2014

¿Por qué vuelven con la ex?




¿Os imagináis a dos tíos hablando de penes deprimidos? nah... y es que las mujeres tenemos una facilidad asombrosa para expresar nuestros problemas; somos capaces de explicar a nuestra mejor amiga que el novio de turno no nos ha contestado el mensaje de rigor mañanero conduciendo por la Avenida Diagonal, en hora punta y a través de WhatsApp. Por contra, las conversaciones de tíos no creo que difieran mucho del deporte, chicas, negocios... pero nada de "hace tres semanas que no hacemos nada con mi mujer" o "mi relación no funciona como debería"; y es que entre hombres y en tema de amores todo es maravilloso, todo el mundo va bien servido y los fines de semana son alucinantes. En contraposición y en la realidad están las jornadas laborales de diez horas, la práctica compulsiva de deporte o la dedicación entera a cualquier actividad que evite rebelar que esa pareja necesita un reciclaje urgente o, directamente, que ya no tiene razón de ser.

Así que la mayoría de hombres no hablan, no expresan sus problemas sentimentales, no los resuelven y, por consiguiente, se aíslan bastante si la relación se rompe, lo que es muy normal. Así que si estás soltera y te encuentras en tu camino con un ejemplar que recién estrena el prefijo ex y que se encuentra en plena fase de reinserción al mercado solterosocial.... agárrate bonita que vienen curvas. 

lunes, 10 de febrero de 2014

Lo que no hay que regalar nunca a una mujer

Acuario + Febrero: Cumpleaños... ¡treinta y cuatro! Bueno... no voy a meter el rollo de si mis treinta y cuatro son tal y como imaginaba a los quince ¡ni de coña! Ni los treinta, ni los treinta y uno, ni los treinta y dos... ¡nada de eso ha resultado ser como imaginaba a los quince! Que sí, que Disney hizo mucho daño, pero creo que se puede encontrar un término medio entre el Romanticismo de Cenicienta y la Locura del Resplandor. 
Vale... que no hace falta tener una casita con jardín, perro, marido y churumbele... pero tampoco imaginaba que a esas alturas estaría con trabajo a temporadas sí, a temporadas no; redactando currículums en los que vivo aquí y en otros contando que vivo allí... Pero sea como sea vamos tirando y esoa día de hoy, ya es mucho. Sin embargo el día de cumpleaños, es un día de reflexión para pensar en el presente, en lo que has alcanzado, en lo que no y las perspectivas que tienes para llegar a algún tipo de cambio, de cualquier índole, que te inspire a lo que usualmente se llama Progreso. 

Así que llega el día D, y aunque eres consciente que no tendrás el fiestón de cumpleaños sorpresa -organizado por su novio- que tuvo tu hermana; sí que piensas que quizás alguna que otra sorpresita caerá, y.... ¿Cayó? ¡ya ves si cayó!

martes, 28 de enero de 2014

The unfuckable friend

Todas, todas tenemos ese amigo al que no le meteríamos mano nunca. Eso no quiere decir que sea feo, poco agraciado o insoportable... bueno, en ocasiones quizás sí pero, sea como sea, tiene un algo que lo convierte en eso, en infollable, a pesar de ser una bellísima persona... cuando le da la gana, que eso también.  

El unfuckable friend es el amigo con el que vas a desayunar de vez en cuando, con el que te vas a tomar un café, con el que te mandas whatsapps mientras curras... al amigo que plantas o te planta a última hora sin que se acabe el mundo; o a quién cuentas, o te cuenta las últimas batallitas amorosas. 

Si algo tiene el unfuckable friend es que sus relaciones no acaban de funcionar nunca. ¿Casualidad de que yo y mis amigas le veamos como un ser asexual y que no le acabe de funcionar con el resto de mujeres del mundo mundial? 

Bienvenidos

Escribiendo....

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.