miércoles, 24 de septiembre de 2014

Por un cortejo digno

La verdad es que en la soltería quién se aburre es porque quiere. Hace unos días, de cañas con una friend, se unió a nosotras un conocido suyo. El tío era majo, majo de esos que además tienen unos ojazos  impresionantes y claro, si a esa persona la has visto antes, es fácil que te acuerdes... y yo me acordaba ¡con lo que me cuesta acordarme de las jetas! Total, que el tío era mi Dj de la infancia, el DJ que había pinchado en mis discotecas favoritas cuando yo salía religiosamente cada finde, hace por lo menos unos mil años. Llegamos a varias conclusiones sobre la generación de los 80... resumiendo: nos hacemos unas pajas mentales de campeonato pero al final resulta distraído ver como se comporta la gente en las relaciones: los rols, los problemas, los perfiles, la fecha de caducidad... cambian los protagonistas pero parece que todo se repita una y otra vez. 

Conocer a personas con quién "discutir" es emocionante, igual que es emocionante ver como el azar te echa un empujoncito de vez en cuando y aporta cosas nuevas; en una de esas situaciones nuevas descubrí algo: ¡quería que me cortejaran como Diós manda, c...! 

Sábado noche, concierto, beach, cerveza.... yo con amiga, él con amigos: mi amiga y su amigo se conocían y a partir de aquí ¿cómo te llamas? ¿soltero o separado? (el estudias o trabajas ya pasó a la historia hace tiempo para los de nuestra quinta) y a partir de aquí que empiece el espectáculo: empezamos a hablar rollo ¡milagro! alguien con quién se puede hablar de algo decente a pesar de no conoceros de nada... y esas conversaciones están bien, pero hay que poner el pedal de freno de vez en cuando. Pronto me sentí acaparada por ese muchacho y pronto empecé a buscar la huida a través de otras personas, sin embargo, a la que él podía ¡volvía! y pronto empezó el toqueteo tonto: que si te cojo el brazo, que si te quiero hacer un achuchón en plan ¡qué mona ella también sale en BTT como yo! y a mi con lo poco que me gusta que invadan mi espacio vital.... ¡Joder! - pensé- con lo mono que es el tío y cuarenta tacos que tiene ya ¿no puede ligarme como Diós manda? Es lógico que a ese ritmo, a la hora ya quisiera mi teléfono, un café y quedar para salir solos en bici... y  bien clarito: SOLOS. 
Tío, entrar a si a una muchacha es como acercarte a un animalito corriendo con la mano alzada: no te extrañe que huya o que incluso ¡te muerda!




Todavía quedaba una hora de concierto pero decidí abortar misión y con mi amiga nos fuimos a un bar de copas. A la media hora apareció el individuo con su séquito, pero yo, que soy perro viejo en el asunto,  procuré pasar un buen rato dándole a la sin hueso con un colega que encontré a modo de chico escudo... sin embargo al rato mi pretendiente volvió a atacar: ahora ya empezaba a ser todo muy forzado, y si a eso le sumamos unos gintonics de más, digamos que todo terminó con una conversación surrealista sobre el vivir como si fuera el último momento y bla, bla, bla... Total, que mientras yo pensaba madredelamorhermosoquéhagoyoaquí, él intentaba convencerme de que terminar la noche con un polvo era una muy buena idea si nos acogíamos al Carpe Diem y follar como si no hubiera mañana: el tema es que SI que habría un mañana y, en el caso de que no lo hubiera, llamaría a otro para practicar un poco de sexo interestelar o, en su defecto, pasaría mis últimas horas jugando al Candy Crush. Al poco rato y viendo que al chico no le acababa de convencer que para mi sí existía el mañana y que no quería gilipolleces nocturnas que recordar en él, empecé a despedirme de la pandilla. Cuando fue su turno, hubo un último intento: 

-¿Haremos algo esta noche tú y yo al final? 

No tío, el final tuvo lugar en el momento en que te tomaste demasiadas confianzas, hace ya unas tres horas. 

-No. Buenas noches. 

-¿Me llamarás?

Sonreí.

No pongo en duda que ese tío fuera un sol de muchacho, que fuera guapo, interesante y simpático... pero no me ligues así ¡JODERRRR! Con treinta y tantos que tengo, relacionandome con tíos de casi cuarenta.... y todavía con esas metidas de pata y con ese cortejo de P3 ¿es que no habéis aprendido nada todo ese tiempo? Tío dame juego, ven a darme conversación y vete; vuelve y dame a entender que tenemos cosas en común y vete. Ve y habla con otra pero vuelve. Dime para salir en bici pero en grupo, ya me libraré del pelotón si me interesas.... eso déjamelo a mí, pero no me acorrales de buenas a primeras porque voy a huir. 

Joder... tengo más de treinta tacos, tengo curro, amigos, hobbies y un tío estaría bien, pero puedo renunciar a eso si no doy con al persona, pero que no me liguen bien.... por ahí si que no paso: si me ligan que sea con arte, carai. He dicho.


12 comentarios:

  1. Como eterna soltera no por elección sino porque no le he interesado a nadie y como mejor amiga de un chico que es la mejor persona del mundo, maravilloso y genial pero la cosa más torpe del mundo a la hora de hablar con chicas, sólo puedo decirte: te entiendo, pero danos una oportunidad.

    Hay gente que no ha tenido la oportunidad de aprender esas cosas. Hay gente que es torpe. Que no ha dado un morreo decente en su vida y puede que tampoco un polvo, y que si lo ha hecho ha sido más de casualidad que otra cosa. Que está deseosa de amar, que tiene mucho que ofrecer y a la que le encantaría aprender un montón de cosas pero que socialmente es muy limitada.

    Quizá la evolución nos hizo así para controlar la natalidad humana. Quizá con el tiempo no haya más gente así, que por perderse los tonteos y las meteduras de pata de la adolescencia es incapaz de recuperar las lecciones perdidas. Y no es culpa tuya. Pero joder, ojalá esas cosas simplemente se supieran. De verdad que no es que él no quisiera ligarte bien: simplemente no sabía cómo.

    ResponderEliminar
  2. Jolines, eso del contacto fisico de buenas a primeras (tocar, abrazar) apenas sin conocerse me da algo de grima.
    Y la pregunta "¿haremos algo esta noche tú y yo al final?" sólo con esa frase una servidora echaría a correr.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Las mujeres se quejan mucho de que ya no hay buenos hombres que quieran comprometerse pero yo creo que a las mujeres os gustan los malotes por resabiados; y es que a veces se confunde sexo con amor. Dime, Pandora, ¿qué buscas tú?

    ResponderEliminar
  4. Sexo interestelar ? OK, aceptamos barco ... Pero suena un poco a enterprise , como si te fuera el rollo star trek ... pennypandora : )

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de los que piensan que todo tiene su tiempo. El proceso de ligar y sus "famosas técnicas", terminan en el momento en que conoces a una persona que merece la pena (y no lo digo por su atracción física).

    Cuando alguien empieza la casa por el tejado, poco durará su construcción, y es lo que pasa cuando se quiere sexo, cuando todavía no es el momento, ni de pedirlo, ni de darlo.

    Por cierto, la edad, el trabajo, los amigos y los hobbies, no definen a nadie, ni su capacidad para nada, sino más bien al contrario.

    Un saludo y muy buen post.

    ResponderEliminar
  6. Con esa forma de ligar ya se sabe qué es lo que pretendía, una noche loca y al día siguiente si te he visto no me acuerdo!

    Supongo que a la hora de ligar también depende mucho de si la persona te entra por el ojo o no, a veces aunque te prometan la luna lo único que quieres es que desaparezca, y otras con que te diga cuatro chorradas ya te conquista...

    En fin... suerte la próxima vez! A ver si consigues a alguien que te haga un cortejo digno ;-)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. ¡vaya! Un pelmazo que te trató como si fueras una fresca. Yo también hubiera echado
    a correr, a mí me gustan más respetuosos. Si con cuarenta tacos, todavía no sabe
    como se corteja a una mujer es que tiene graves dificultades de aprendizaje.
    Nos merecemos algo mejor, chicas.

    ResponderEliminar
  8. El segundo ligón de bar, mal, muy mal, pero el primero? qué problema había? seguramente era su manera de expresar que realmente le interesabas, que quería conquistarte, cazarte... no sé, no lo veo tan malo. ¿Y si el tío hubiese sido el hombre de tus sueños? ¿te habría molestado tantísimo que te cogiera del brazo o te diese un abrazo inocente? Joder, que no se te echó a la yugular!
    Eres Julia Roberts en Novia a la Fuga, jajaja!

    ResponderEliminar
  9. El primero estupendo!!! pero tampoco hay que asaltar al primer tío encantador que se me ponga delante. Además, ahora estoy de baja emocional jejejejeje
    El segundo quería un revolcón, punto.

    Un poco rara si soy ;)

    ResponderEliminar
  10. Ying Yang ha acertado de lleno. El sexo, cuando todavía no es el momento, es
    contraproducente, incluso puede dar al traste con una relación prometedora.

    ResponderEliminar
  11. comparto totalmente la opinion...lo que yo no me explico es la prisa de todo el mundo por tener las cosas "ya" .... se pierde todo el encanto

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno... y me ha encantado lo de terminar tus horas jugando al Candy Crash en lugar de con un mal tio, jajaja!

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.