miércoles, 15 de octubre de 2014

Relaciones tóxicas

¿Te acuerdas de lo que es estar bien en pareja? ¿Te acuerdas de que cuando has estado bien con alguien y te has horrorizado al recordar la mierda que te has llegado a tragar en relaciones que no valían la pena? pues hazlo.

¿Te acuerdas de lo que es conocer a alguien y flipar en colores? ¿Te acuerdas de lo que es llamar y que te llamen, de que un mensaje se conteste más temprano que tarde y de que lleven a cenar? ¿Te acuerdas de cuando no tenías que medir las palabras o las muestras de afecto? ¿Te acuerdas de lo que es poder contar con alguien o poder explicarle desde una estupidez a la noticia más importante del mundo en cualquier momento y en cualquier lugar?

miércoles, 1 de octubre de 2014

Eres demasiado lista

Somos solteras y somos cojonudas. Supongo que el mismo estado civil nos lleva a conocernos entre nosotras y, sinceramente, me he relacionado con tías con las que me lo paso estupendamente. La verdad es que cuesta entender que chicas así estén libres; quizás porque ser así las lleva a estar libres.... Eso me hizo pensar que si entre nosotras sabemos reírnos y pasarlo bien sanamente, cuando estamos con un tío es imposible que no se contagie de esa misma locura transitoria nuestra. Ningún hombre puede negar que ha disfrutado con nosotras, pero siempre llega el Eres demasiado lista; menuda idiotez, sin embargo no fue el primero y me temo que no será el último que me lo diga. No solo me ha pasado a mi, nos ha pasado a muchas. Si estás leyendo eso y no te han soltado nunca un Eres demasiado para mí, tranquila que en dos días encuentras mozo. No digo que seas tonta, digo que cumples las expectativas de lo que un hombre espera de una compañera. No me mereces no es una excusa, es una certeza. 

Puedes fundir Google intentando saber qué buscan los hombres: chicas seguras, chicas que sepan lo quieren, chicas con hobbies, chicas independientes..... Mentira. Eso es lo políticamente correcto y una ración más de hipocresía social.

Un tía segura de si misma acojona: una tía que hace un mano a mano con la botella de vino en la cena, que se zampa un coulant de chocolate sin remordimiento alguno; una tía a quién ves por la mañana y sigue siendo la misma de anoche, una tía que se arregla en tiempo récord, que se deja ver sudada y llena de barro practicando deporte, una tía que siempre tiene de qué hablar y sobre qué opinar, que tiene retos propios y sabe siempre cómo ocupar su tiempo... da miedo. Una tía que no necesita... aquí está el problema . 

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.