jueves, 29 de enero de 2015

"Her" a la vuelta de la esquina

Un finde en London da mucho para ver: museos, mercados, teatros, escaparates.... pero en esos casi tres días me quedé basicamente con dos cosas; 

-primero: puedes pirar al extranjero en plan loquepasaenlasVegassequedaenlasVegas... pero no; diez años después, y a pesar de que sea estadísticamente casi imposible, cabe la posibilidad de que coincidas en un semáforo con el chico que dejaste en London en 2005. Eso pasa y cuando pasa es bastante... incómodo y ¿para qué no decirlo? jodido, básicamente porque a él le ha dado tiempo a casarse y a divorciarse y tú....bueno, en ese caso como que mejor singleforeverandever ¿verdad? 

-Segunda cosa que aprendí en UK: existe una aplicación para tener novio a lo Juan Palomo;  yo me lo guiso y yo me lo como. Tan verídico, como patológico, surrealista o divertido... no sabría cómo explicarlo.

¡Ah! también aprendí una cosa más, que el efecto Kim Kardashian ha sido devastador en la noche londinense... vivir para ver y es que ahora lo que toca es ser morena y marcar culo. Curioso...


Pero volviendo al tema y en plena era de Happn, Tinder.... está claro que las app de la inmediatez triunfan: yo, como buena chica que soy, le doy al corazoncito a solo UNA de las treinta fotos que he visto y tú, como buen chico, le das al corazoncito a SESENTA de las cincuenta fotos que has visto y tachán...¡match! y mira por dónde que me he cruzado contigo hace veinte minutos en Urquinaona o mira qué casualidad que vives a diez kilómetros de mi casa. Me da igual que seas malabarista, ingeniero o astronauta; te da igual que sea maestra, enfermera, secretaria o costurera... la verdad es que ni tú sabes a lo que me dedico yo, ni yo sé a qué te dedicas tú; ni tú sabes lo que a mí me gusta, ni yo sé lo que te gusta a ti.... lo único que sabemos es que nos han molado mútuamente las jetas, la vestimenta que llevamos o la pose de la foto de perfil; sabemos que vivimos relativamente cerca y que con lo majos y estupendos que se nos ve en la pantalla del móvil.. ¿por qué no? ¿probamos? Sin embargo y en ocasiones, una vez rastreada la zona con Tinder y después de un par de rolletes a lo Fast Food fallidos, resulta que la cosa no acaba de salir bien... pero tranquis que queda una última y definitiva opción: ¡el novio invisible!. Así que ya da igual que sea un solitario sábado por la mañana, un cruel viernes por la noche o que sea un asqueroso domingo entero, porque la verdad es que al domingo no hay por dónde cogerlo; da igual que estés en el curro, tomando un café con amigos o sudando la chicha en el gim... cuando desbloquees el móvil ¡tachaaaaaaaaaaan!... ¡mensaje!, mensaje de tu invisibleboyfriend ¡flipa! 



Un boyfriend a quien le puedes poner nombre, le puedes poner un careto... incluso le puedes adjudicar una historieta que explique cómo os conocisteis, dónde y cuándo. Creo que hasta es capaz de mandarte flores y cartas. Y entretanto yo me pregunto ¡¿y cómo no se me había ocurrido a mi algo tan genial a mííííí?! En serio... ¿cómo puede ser que ahora no esté triunfando con mi startup proveedora de novios estupendos, invisibles y repartidores de bombones a todas las solteras del mundo mundial? 

Si ya somos capaces de tener un novio al instante y virtual ¿cuál será el siguiente paso? ¿un sistema operativo a lo "Her"? ¿No deberíamos dejar el amor para los seres de carne y hueso?


4 comentarios:

  1. A mí estas App te voy a decir la verdad... me dan grimilla. Si vives en una ciudad lo bastante grande vale y tienes variedad en ver gente para escoger pero si vives en una zona pequeña te puedes encontrar hasta a tu vecino con novia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Yo pienso que es mejor buscar amiguito lejos de tu ciudad 70km mínimo. Luego, ya se verá. Pero ir a por el pan y encontrate con el monster!...Uffff
    Blanca

    ResponderEliminar
  3. Yo también lo pienso, a menos que vivamos en una gran ciudad, mejor una distancia prudencial. Y si vivimos en un pueblo, pues al menos que sea de otro. Y así si la cosa
    no va bien nadie tiene por qué enterarse de todo lo ocurrido.
    Soy de un pueblo mediano y todo el mundo sabe con quién he salido y qué pasó y
    eso me fastidia bastante. Ahora trabajo fuera y aunque tuve una relación que no cuajó,
    sólo lo saben mis amistades más cercanas porque yo misma se lo conté.
    Lo del novio invisible me parece más bien un juego de niños o un pasatiempo para
    estar todavía más colgados del teléfono.

    ResponderEliminar
  4. OMG!!!! Me has dejado muertaaa!!!!!

    ResponderEliminar

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.