viernes, 20 de marzo de 2015

Ahora o nunca....viajando sola

Prometo que me planto, que es la última entrada, pero es que una experiencia así.... ¡tenía que compartirla! Empecemos, pero antes un sucinto prolegómeno:

En 2009 tomé la decisión de romper las típicas expectativas sociales depositadas en cualquier chiquilla de pueblo con pareja y trabajo estable... así que lo mandé todo al carajo y empecé de nuevo: tenía que reinventarme. 

No me fue mal pero, en ocasiones, tampoco me fue bien; me saqué la carrera que me gustaba, aprendí y mejoré otras lenguas y, sobretodo, aprendí a distinguir entre lo que era necesario y lo que no. Me quedé sin un duro y los trabajos que encontraba no eran para nada estables ni me aportaban ningún sentimiento de autorealización. Para colmo, cuando decidí reincorporarme a la oferta sentimental después de cuatro años de dedicación absoluta a mi escalada a la pirámide de Maslow, me encuentro de repente con un voluminoso mercado de separados resabiados... ni rastro de solteros de mi edad o con posibilidad de estrenarse conmigo en algo: todo el mundo estaba de vuelta. Resumiendo: mi situación era de soltera (a veces a la fuerza, otras por desinterés) y con una vida profesional no muy gratificante.... una mierda, vamos. Entonces entendí que ser single estaba bien, siempre y cuando pudieras disfrutar de sus ventajas; lo que no podía hacer en ningún caso era vivir soltera organizando mi vida de la misma manera como la organizaría si estuviera con pareja. Encontré trabajo estable y con un sueldo aceptable; no era para nada el curro de mi vida pero me dejaba largos fines de semana libres, días que tampoco tenía con quién compartir. Algo estaba haciendo mal, así que bajo la premisa de si haces siempre lo mismo bla, bla, bla y antes de que se consolidara una nueva zona de confort de esas en las que te acomodas y cuesta tanto salir, decidí dejar otra vez mi puesto soso estable e impersonal y, a partir de ese momento, Fortuna empezó a girar hacia arriba. 

Bienvenidos

Follow by Email

Seguidores

Con la tecnología de Blogger.